Menú Buscar
El Diplocat está desactivado

El Diplocat baja la persiana

El principal instrumento de la Generalitat para promover la secesión cierra en aplicación del 155

3 min

El Consejo de la Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat), el principal instrumento de la Generalitat para promover la secesión de la comunidad autónoma a nivel internacional, ha bajado la persiana este viernes, 13 de abril, en aplicación del artículo 155 de la Constitución y tras seis años de actividad. Estaba inoperativo desde octubre.

Según fuentes del organismo público-privado, el cierre ha dejado sin empleo a 17 personas y la sede del organismo en la Casa de les Punxes en Barcelona ya ha sido desmantelada. Incluso la web del Diplocat aparece desactivada.

Nació en 2012

El Diplocat fue creado en 2012 por el entonces presidente del Govern, Artur Mas, con el objetivo de reforzar la imagen exterior de Cataluña y las relaciones internacionales de la Generalitat.

Tras la proclamación de la independencia en el Parlament el 27 de octubre, el Gobierno central aplicó el artículo 155 de la Constitución y una de las medidas adoptadas fue precisamente el cierre de las delegaciones en el extranjero --menos la de Bruselas-- y la extinción del organismo diplomático.

Cierre recurrido

Desde entonces, un órgano liquidador se ha encargado del proceso hasta que este viernes se ha cerrado definitivamente el ente, que dependía de la conselleria de Asuntos Exteriores de la Generalitat.

El cierre del Diplocat fue recurrido por el Ayuntamiento de Barcelona y la Associació Catalana de Municipis (ACM) pero el Tribunal Supremo (TS) decidió a principios de febrero mantener la disolución y no adoptar medidas cautelares contrarias.

La ACM, miembro del patronato del Diplocat, rechazó en su recurso la supresión del organismo y argumentó que la disolución solo se podía hacer si así lo decidía el máximo órgano de gobierno del consorcio de la diplomacia.

Último registro

Agentes de la Guardia Civil entraron el jueves por la mañana en la sede del Diplocat con una orden de registro del titular del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer, para investigar los pagos realizados para los observadores del referéndum del 1 de octubre.

El antiguo jefe de comunicación del Diplocat, Martí Estruch, se acercó por la mañana a la sede de la institución y calificó el registro de "acto de propaganda pura y dura" en una atención a los medios.

Destacadas en Política