Menú Buscar
Ada Colau (c), observa como Núria Marín (i) habla con Carles Puigdemonet (d) en una imagen de archivo / EFE

La alcaldesa de Hospitalet a Pugidemont: “Dejen en paz a los alcaldes”

El también socialista Josep Félix Ballesteros recuerda a la Generalitat que ya controla escuelas e institutos y reclama que pare con el escrache municipal

2 min

Dejen en paz a los alcaldesa”. Estas palabras espontáneas de la alcaldesa de Hospitalet del Llobregat, Núria Marín (PSC), al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ante el monumento a Rafael Casanovas reflejan el hastío del mundo local ante la presión que ejercen los independentistas para forzar que los municipios se impliquen en la organización del referéndum.

Un escrache que ha sido instigado desde la propia Generalitat. El propio president y otros miembros de su Ejecutivo, como el conseller de presidencia y portavoz, Jordi Turull, los que han pedido a los ciudadanos que reclamen incluso cuando vean por la calle a su alcalde que ponga urnas el 1-O.

Locales propiedad de la Generalitat

Ha sido otro edil socialista, Josep Félix Ballesteros de Tarragona, quien entre pitidos en el acto institucional de la Diada en la capital de provincia el que señalaba que la polémica era vacía. “La Generalitat tiene más de 50 colegios de su propiedad en la ciudad”, recordaba.

De hecho, sería potestad del Gobierno decidir abrir los centros de primaria e institutos que habitualmente actúan como colegios electorales porque los gestiona la consejería de Enseñanza. Y Puigdemont ya provocó un relevo en este departamento por la falta de adhesión al procés de su antigua responsable, Meritxell Ruíz. Pasó en julio el testigo a Clara Ponsatí