Menú Buscar
Quim Torra se dispone a brindar con cava en un acto en Palamós / EFE

La decadencia de Torra: ni las empresas quieren organizar sus fiestas

El concurso para contratar el ‘catering’ del Palau de la Generalitat y Pedralbes queda desierto: se exigían camareros que hablen en catalán, vinos del país y jornadas maratonianas con 500 comensales

06.06.2019 00:00 h.
4 min

Hubo un tiempo en que Convergència celebraba sus noches electorales en el lujoso hotel Majestic --el que dio nombre a sus pactos con el PP-- y el presidente Jordi Pujol organizaba eventos que nadie quería perderse. Ni siquiera las empresas encargadas de organizar esos actos.

palau pedralbes
Palau de Pedralbes / EUROPA PRESS

Pero las cosas han cambiado mucho. La crisis y el declive electoral han provocado que los neoconvergentes hayan tenido que reducir gastos en los ágapes institucionales, e incluso vender la emblemática sede de la calle Còrsega. De esa decadencia da fe el reciente concurso para contratar el catering del Palau de la Generalitat y del Palau de Pedralbes. Ha quedado desierto, pues ninguna empresa se ha presentado. ¿Desconfianza? ¿Legislatura agotada? ¿Bajo presupuesto?

Presupuesto insuficiente

Fuentes del Govern aseguran a este medio que este tipo de plante “es habitual” y que en los próximos días se convocará un nuevo concurso. Pero desde el sector de la restauración aseguran que el motivo son las condiciones draconianas del mismo a cambio de un presupuesto, 40.000 euros por todo un año, insuficiente.

Entre las condiciones figuraban camareros que hablen en catalán, vinos del país y jornadas maratonianas en las que se deben atender entre 50 y 500 comensales, e incluso hacer varios servicios de catering en un mismo día. “No compensa”, afirman los expertos.

plano palau
Plano del Palau de la Generalitat

En efecto, el pasado 26 de abril, la consejería de Presidencia publicó el anuncio de licitación. Dos semanas después, el 15 de mayo, la Mesa de Contratación declaraba desierto el concurso porque ninguna empresa había presentado oferta.

Camareros catalanes y vinos del país

Según el pliego de condiciones, el contrato contemplaba la gestión del servicio de catering de las recepciones que se deben llevar a cabo para diversos actos institucionales, organizados por el departamento de Presidencia durante 2019 y que pueden tener lugar tanto en las dependencias del Palau de la Generalitat como en las del Palau de Pedralbes --donde se reunieron a finales de 2018 Quim Torra y el presidente Pedro Sánchez--. El presupuesto base es de 40.000 euros (48.400 si se suma el IVA), aunque la Generalitat especifica que “ese importe se agotará o no, en función del número de servicios que requiera la administración contratante”. En cualquier caso, “no se garantiza ningún volumen mínimo de gasto”.

La empresa debía ocuparse de todo: suministro, preparación, colocación y retirada de los productos alimentarios, así como del mobiliario y menaje (bandejas, vajillas, mesas, sillas, manteles, bufets e instalación para preparar los alimentos). También de la gestión del personal encargado de atender a los invitados. “Debe ir adecuadamente uniformado” y “estar en disposición de atender a los invitados en lengua oficial de Cataluña”.

Hasta 80 euros por comensal

Respecto a los alimentos y bebidas, el contratista está obligado a suministrar productor frescos, de calidad, con denominación de origen y de temporada. El menú debe seguir la dieta mediterránea y los vinos y cavas, ser de proximidad.

El personal debe acudir con dos horas de antelación, en el caso de los desayunos, meriendas, copa de bienvenida y piscolabis, y cuatro horas antes en los casos de refrigerios completos, lunch de pie o servicio en mesa. Los precios máximos van de los 14 euros a los 80 euros por comensal.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información