Menú Buscar

Comín propone aplicar la DUI mediante una huelga general sine die

El exconsejero asegura que el Ejecutivo sólo estaba para una independencia negociada y había fallado en preparar a la “gente” para “parar el país durante muchos días”

Toni Comín, exconsejero catalán de Sanidad que está al lado de Carles Puigdemont en Bélgica / CG
27.10.2018 10:24 h.
5 min

El exconsejero de Salud catalán, Toni Comín, ha explicado este sábado que la única vía para aplicar la declaración unilateral de independencia (DUI) de hace un año es una huelga general sine die. Asegura en una entrevista en RAC 1 que hace un año debían haber "entrenado" a la ciudadanía para "parar el país durante muchos días" y "resistir de forma pacífica". Es decir, prolongar durante varias jornadas lo que ocurrió durante el 3-O, una jornada en la que zozobró el Estado sin ninguna consecuencia penal para sus promotores. Fue el paro de país que se promovió desde la Generalitat. 

Comín descarga al anterior Ejecutivo catalán de responsabilidades por lo que ocurrió tras la proclamación. “No habíamos preparado a la gente ante la represión política que nos venía si la aplicábamos”, ha alegado. El exconsejero ha manifestado que los catalanes que apoyaban la separación incluso deberían estar dispuesto a hacer “determinados sacrificios” personales para conseguir este objetivo político. No ha hecho ninguna referencia a la población que no apoyaba el procés.

Estructuras de estado

“Nosotros estábamos preparados para una independencia negociada, no por una DUI ante la represión”, ha asegurado en repetidas ocasiones. Asegura que las estructuras de estado, las que debían entrar en vigor tras la declaración de la república catalana y que centró el grueso de las acciones políticas en el mandato de Carles Puigdemont, no estaban preparadas.

Lamenta que la habilitación de estas medidas no eran suficientes tras la segregación unilateral. “No aprietas un botón para activar las estructuras de estado y ya eres independiente”, indica un año después de la DUI, “y estaban preparadas, como mínimo las de Salud”. “La gente pensaba que serían para este escenario, pero no doblas la voluntad de un Estado”, reivindica. 

1-O, una ‘semilla’

Según Comín, el 1-O fue “una semilla que no queríamos dejar morir”. Ha defendido que su posición en las sucesivos encuentros del Gobierno catalán que tuvieron lugar los días previos a la declaración para decidir si se impulsaba la ruptura unilateral o se convocaban de nuevo elecciones siempre defendió que los dos escenarios eren válidos desde el punto de vista político. “Pero se hicieron filtraciones interesadas y parciales”, ha lamentado, en las que se señalaba que su apuesta era ir a otras autonómicas adelantadas.

Comín ha relatado que entre el 24 y el 25 de octubre de 2017 la cúpula de ERC le pidió que cerrara filas con la decisión del partido, que era la de proclamar la DUI. “Pero siempre si me sentía cómodo con ello”, ha puntualizado. Actualmente, el exconsejero de sanidad está distanciado con los republicanos. Se ha mantenido al lado de Puigdemont en Bélgica, ahora está al frente del llamado Consejo de la República

Reunión en Francia

En la misma entrevista, el político ha manifestado que el Gobierno catalán decidió hace un año trasladarse hasta Francia ese fin de semana para iniciar el “exilio”. Ha detallado que él fue el consejero que más tardó en llegar al encuentro que tuvo lugar en el país vecino, donde llegó junto al teniente de alcalde y responsable del Área de Derechos de la Ciudadanía del Gobierno de Ada Colau en Barcelona, Jaume Asens. “En coches diferentes”, ha puntualizado.

Relata que salió de Cataluña en ese momento y no ha regresado desde entonces. Antes de cruzar la frontera se despidió de la familia y asegura que reunió al consejo de dirección de Salud para “dejar claro el relevo y repartir responsabilidades”.

Comín concluye un año después del 27-O que la “independencia no se consigue en un año ni en dos”. Defiende que se ha iniciado el camino correcto para llegar a la república catalana, aunque ha evitado en todo momento fijar algún escenario temporal.

¿Quiere hacer un comentario?