Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta del Parlament, Laura Borràs / PARLAMENT

Cerco judicial y político a Borràs en 18 correos incriminatorios

El juez basa el procesamiento en numerosos e-mails, facturas, grabaciones y contratos; la presidenta del Parlament pierde apoyos en JxCat, mientras que la reacción de ERC y CUP ha sido muy tibia

6 min

Un auto tan demoledor como previsible. Correos electrónicos y pinchazos telefónicos han cargado de razones al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para concluir la investigación de Laura Borràs (Junts per Catalunya) por los presuntos delitos de prevaricación administrativa, fraude administrativo, falsedad en documento mercantil y malversación de caudales públicos. Demoledor porque, en opinión del instructor, hay indicios suficientemente sólidos de concertación para defraudar. Previsible porque, en su balance del primer año de mandato, la neoconvergente ya advertía de que en los próximos meses se producirían otros nuevos episodios de “represión judicial”.

Documentos sobre la adjudicación de un contrato por parte de Laura Borràs
Documentos sobre la adjudicación de un contrato por parte de Laura Borràs

Pero las muestras de apoyo a la independentista más acérrima de JxCat han sido bastante tibias. Su pulso con Jordi Sànchez, secretario general del partido, está siendo más costoso de lo previsto. Es el enemigo común que comparte con Elsa Artadi, quien, sin embargo, acaba de abandonar la portavocía de JxCat para entregarse a su candidatura como alcaldable por Barcelona. “Y si para ello hay que dejar el activismo en segundo plano, se deja”, apuntan fuentes soberanistas. Por su parte, Esquerra no parece muy predispuesta a cerrar filas con Borràs, después del polémico caso Juvillà, en el que la presidenta de la Cámara culpó a los republicanos de dejarla sola en la defensa del escaño del diputado cupaire.

En realidad, como se vio después, fue ella la que abandonó esa lucha antes de lo previsto, pues “olvidó” pedir medidas cautelarísimas, cosa que sí hizo su predecesor, Roger Torrent. Por su parte, la CUP no ha perdonado todavía a Borràs que se retractara de sus promesas de desobediencia.

Orden de pago fraccionado de Laura Borràs
Orden de pago fraccionado de Laura Borràs

Pero una posible inhabilitación de la política secesionista no se va a producir a corto plazo, por lo que más allá de las peticiones de dimisión que ya reclama la oposición, la Mesa del Parlament no va a tener que tomar decisiones en breve. Borràs sostiene que es víctima del juego sucio del Estado. Pero el último auto publicado por el TSJC, que tiene 32 folios, incluye un exhaustivo listado a los correos electrónicos, las facturas y los pinchazos telefónicos que demostrarían el fraccionamiento de contratos que hizo Borràs para beneficiar a un amigo suyo cuando presidía la Institución de las Letras Catalanas.

Pagos a otras empresas por servicios similares a los efectuados por Isaias Herrero
Pagos a otras empresas por servicios similares a los efectuados por Isaías H.

Un total de 18 contratos y otros tantos e-mails centran la argumentación del magistrado instructor, que pone el foco en los mensajes que los investigados, ahora ya procesados --se ha dado traslado a la fiscalía para que elabore su escrito de acusación--, se intercambiaron entre febrero de 2014 y septiembre de 2018. Algunas facturas y correos, a los que ha tenido acceso Crónica Global, demuestran el sobrecoste de esos servicios y las presiones que hizo Borràs a responsables del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat (CTTI) para que Isaías H. cobrase por los trabajos hechos, previo fraccionamiento de los contratos para eludir el concurso público.

"Este tema debe quedar resuelto"

“Pido un poco de sensibilidad y de responsabilidad de cara a terceras personas, autónomos y trabajadores en precario. Nosotros podemos comentarlo todo y hacerlo todo como se establece, pero este tema debe quedar resuelto ya porque no puede esperar más y estamos haciendo un agravio a un tercero que ha hecho un trabajo cuando la factura ya está en Intervención”, escribe una impaciente Borràs. Pero es que, además, los precios pagados al amigo de Borràs son superiores a los estipulados por el CTTI.

La resolución del TSJC alude a otros correos en los que se visualizan los nervios del beneficiado. Por ejemplo, cuando Isaías expresaba su temor a que la aplicación del artículo 155 de la Constitución sacara a la luz “marrones” (“porque yo tengo una de marrones”), explicando que en la contratación de los servicios que efectuaba para la ILC tenía que hacer “dos presupuestos buenos y cuatro no buenos”.