Menú Buscar
Acción independentista de los CDR en un puente de una autopista en Sant Cugat del Vallès / ANC

Los CDR ponen en peligro las autopistas el último fin de semana del verano

Colocarán pancartas este domingo en nueve puentes de la AP-7 "para volver a despertar el espíritu del 1 de octubre"

6 min

Objetivo: calentar motores de cara a un curso político que se prevé convulso. Los Comités de Defensa de la República (CDR) y la Assemblea Nacional Catalana (ANC) han hecho un llamamiento a través de las redes sociales a participar en una acción reivindicativa mañana así como el 9 de septiembre en nueve puentes situados en la autopista AP-7, situados en el tramo comprendido entre La Batllòria y Mollet, en la comarca del Vallès Oriental. La acción prevista para mañana coincide con el último fin de semana de las vacaciones de verano y con la fase final de la operación retorno.

Los últimos fines de semana han sido especialmente intensos en materia de movilizaciones a favor y en contra de la independencia. Mientras los CDR intensificaban el reparto de lazos amarillos --símbolo de protesta por el encarcelamiento de independentistas por el 1-O--, grupos constitucionalistas se han dedicado a retirarlos. Uno de los puntos álgidos se produjo el pasado fin de semana, cuando un hombre propinó un puñetazo a una mujer por quitar estos símbolos en las inmediaciones del parque de la Ciutadella de Barcelona. Días antes, los Mossos d’Esquadra identificaban a varios activistas antilazos.

“Lo más importante es que la acción del día 2 sea un éxito para animar a toda la gente que vuelve de vacaciones a participar en la Diada del 11 de septiembre. Debe ser un éxito y las acciones de los puentes seguro que ayudarán muchísimo”, aseguran los CDR en su convocatoria ciudadana.

“¡Debemos volver a despertar el espíritu del 1 de octubre!”, afirman los organizadores, quienes anuncian que comunicarán a los interesados las ubicaciones concretas. Este tipo de acciones forman parte de la campaña Ponts per la Llibertat que los activistas secesionistas han llevado a cabo durante todo este verano.

Se da la circunstancia de que, la semana pasada, la policía francesa retiró lazos y pancartas amarillas colocadas en un puente de la autopista A-9, entre las localidades de Canohès y Pollestres, en la llamada Catalunya Nord, según el vocabulario independentista y pancatalanista. La falta de autorización y el peligro de distracción que podía suponer para el tráfico motivaron la retirada.

Los que dicen las leyes

El abogado Pere Lluís Huguet, expresidente del Consejo de la Abogacía catalana y promotor de la plataforma de juristas Llibertats, asegura que la colocación de estelades y pancartas en los puentes de la autopista es una infracción del artículo 37 de la Ley de Carreteras y del artículo 12 de la Ley de Tráfico, Circulación y Seguridad Vial. “Si se produce un accidente ¿quién sería responsable? ¿Intervendrán los Mossos?”, se pregunta el penalista, quien recuerda que es el Ministerio de Fomento el responsable de la AP7.

En concreto, la Ley de Carreteras establece que “fuera de los tramos urbanos de las carreteras queda prohibido realizar publicidad en cualquier lugar que sea visible desde las calzadas de la carretera, y en general cualquier anuncio que pueda captar la atención de los conductores que circulan por la misma. Esta prohibición no dará en ningún caso derecho a indemnización”. La citada prohibición se aplicará “a todos los rótulos y carteles, inscripciones, formas, logotipos o imágenes, cualquiera que sea su tipo, dimensión, o elemento que los soporten”.

En el caso de que esos elementos estuvieran ubicados en el dominio público de la carretera o en el equipamiento de la misma “el Ministerio de Fomento podrá proceder a su retirada o supresión con cargo a los responsables de la infracción, según se determine reglamentariamente, y sin perjuicio de las responsabilidades y sanciones a que pudiera haber lugar”.

Por su parte, la Ley de Tráfico, Circulación y Seguridad Vial indica que “la realización de obras, instalaciones, colocación de contenedores, mobiliario urbano o cualquier otro elemento u objeto de forma permanente o provisional en las vías” necesita “autorización previa del titular de las mismas y se rige por lo dispuesto en la normativa de carreteras y en las normas municipales”.