Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès (ERC) y Laura Borràs (Junts per Catalunya) / EFE

Bronca lingüística de ERC a Borràs, que rompe la frágil unidad independentista

Aragonès apela al consenso e insta a JxCat a no utilizar la inmersión "para hacer partidismo o táctica a corto plazo"; también ha habido críticas a Puigneró

María Jesús Cañizares, Noelia Carceller
4 min

El blindaje de la inmersión había permitido recuperar la frágil unidad independentista entre ERC y Junts per Catalunya (JxCat), socios de Govern eternamente a la greña. Pero el sector duro de los neoconvergentes se ha cargado ese frente común contra la aplicación de las sentencias judiciales que obligan a impartir un 25% del horario escolar en castellano. Las declaraciones de Laura Borràs, presidenta del Parlament, quien ha instado al consejero de Educación a intervenir la escuela de Canet de Mar (Barcelona) donde se ha ejecutado la orden judicial, no han gustado nada a ERC, que dirige este departamento.

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, junto a la periodista Gemma Nierga / CAFÈ D'IDEES
La presidenta del Parlament, Laura Borràs, junto a la periodista Gemma Nierga / CAFÈ D'IDEES

Ha sido el propio presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, quien ha respondido a Borràs. "Tenemos que exigir que se deje en paz a la escuela catalana. Quitemos el foco, dejemos en paz a los alumnos. Tenemos un modelo lingüístico en las escuelas que ha sido consensuado, pedagógicamente y con consenso político. Ante las dificultades que nos encontramos, el departamento de educación y el Govern trabajan y seguirán trabajando para garantizar la continuidad de este modelo basándonos en las fortalezas que tenemos", ha exigido a la líder de JxCat.

"PIdo una mirada de país, no de partido"

El republicano ha recordado que el 16 diciembre está prevista la celebración de "una cumbre para poner encima de la mesa las diferentes medidas que se están trabajando. Pido al conjunto de las fuerzas políticas que actuemos con responsabilidad y que nadie utilice estas cuestiones para hacer partidismo o táctica de corto plazo. Pido una mirada de país y no mirada de partido".

Marta Vilalta, portavoz de ERC / EUROPA PRESS
Marta Vilalta, portavoz de ERC / EUROPA PRESS

Por su parte, Marta Vilalta, secretaria general adjunta de ERC, ha recordado a la líder del sector duro de JxCat que la inmersión se defiende con "unidad política" y no con "soluciones mágicas ni improvisadas". La dirigente republicana también ha tenido palabras para el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró (JxCat), que ahondando en ese debilidad del bloque independentista, aseguró este fin de semana la estabilidad del Govern “está en riesgo”, tras plantear si “se ha agrietado” la mayoría independentista del 52% en el Parlament por la enmienda a la totalidad presentada por la CUP.

"Esquerra es el socio más fiable del Govern", ha dicho Vilalta, tras reclamar por enésima vez lealtad a JxCat. La respuesta ha venido de la mano de la vicepresidenta de Junts, diputada y líder del partido en Barcelona, Elsa Artadi. Ha cerrado filas con su compañera de partido y ha exigido a Gonzàlez-Cambray, que asuma la dirección del centro Turó del Drac de Canet de Mar (Barcelona) para blindar el modelo de inmersión lingüística. "La responsabilidad no se puede derivar a los centros educativos y a los equipos directivos. Una de las opciones es coger el control y las competencias para protegerlos, aunque hay que mirar qué otras opciones está mirando el departamento", ha manifestado. Un nuevo desplante al partido del presidente de la Generalitat.