Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Laura Borràs, diputada de JxCat / EFE

Borràs acusa a la Guardia Civil de inventar pruebas contra ella

La diputada de JxCAT asegura que el instituto armado "descolgó" la web del Institut de les Lletres Catalanes que había encargado a un amigo cuando ella era directora de la institución

4 min

Laura Borràs no solo asegura que la investigación contra ella por malversación, falsedad documental, fraude y prevarciación administrativa "es una persecución política", sino que además la Guardia Civil oculta y crea pruebas a conveniencia, en su contra. La diputada de JxCAT en el Congreso ha proclamado que la web del Institut de les Lletres Catalanes (ILC) que ella, como directora del mismo, mandó a hacer a un amigo empresario existe y estuvo activa en internet, pero que la benemérita la "descolgó" para acusarla. 

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Borràs ha dicho que "un usuario [que navegue por la red] no puede encontrar" esta web en internet "porque hicieron caer el servidor" que la hacía funcionar. "Cuando la gente busque lletrescatalanes.cat no lo encuentra, porque está en posesión de la Guardia Civil, que es quien recogió estos discos, esta información, estos servidores y los descolgó. Me acusan a mí de no haber hecho un trabajo que tienen ellos, en estos momentos, en posesión". 

 

 

Laura Borràs en 'El Matí de Catalunya Ràdio'

La jueza "construye" el caso

La diputada neoconvergente ha acusado de prevaricación a la jueza que pidió el suplicatorio al Congreso para aclarar estos hechos, al defender que "construye" el caso mediante la investigación policial. Ha recordado que ésta fue iniciada por los Mossos d'Esquadra y "no encontraron indicios de ningún delito" en el periodo en el que dirigió el ILC.

La teoría defendida por Borràs es que, tras el resultado negativo de las pesquisas de la policía catalana, la magistrada "cambia" de cuerpo" --traspasa las competencias a la Guardia Civil-- y ellos sí encuentran pruebas para acusarla. "Los Mossos concluyen que no hay hechos delictivos y cuando entra la Guardia Civil encuentran no uno, sino más", ha señalado.

Mails sospechosos

Las acusaciones de Borràs contra el instituto armado suben de nivel al hablar de los correos electrónicos que, presuntamente, respaldan posibles delitos de corrupción por su parte. La diputada defiende, veladamente, que son inventados. "Los correos no son míos", ha dicho, "Yo no los tengo pero ellos [los agentes de la Guardia Civil] los encuentran". 

La abogada defensora de Borràs, Isabel Elbal, ha tildado de "endeble" el caso, basado en un "informe plagado de sesgo y de extractos de supuestos correos electrónicos" que enturbian su veracidad. "La Guardia Civil tuvo que darse cuenta de que ese trabajo [los realizados por el empresario para el ILC] estaba hecho", ha indicado.