Menú Buscar
Marta Pascal, la aún coordinadora general de PDeCAT que ha renunciado a seguir en la cúpula del partido por la voluntad de Puigdemont / EFE

Las bases de PDeCAT dan un revolcón a Puigdemont

La asamblea del partido rechaza que Buch y Calvet se unan a la ejecutiva y descarta hacer efectiva la república catalana “de forma inmediata”

22.07.2018 11:50 h.
3 min

Carles Puigdemont se ha impuesto a Marta Pascal y se ha hecho con la dirección de PDeCAT, pero las bases del partido han marcado límites a la voluntad del expresidente de la Generalitat. De entrada, no podrá poner a dos consellers de la Generalitat que considera fieles en la cúpula del partido.

El 59% de los participantes en la asamblea ha rechazado un cambio en los estatutos de la formación que allanaba el camino a los responsables de Interior, Miquel Buch, y de Territorio, Damià Calvet. Se quedarán fuera del máximo órgano de la formación porque la mayoría de los participantes ha decidido mantener las incompatibilidades de cargos.

Batacazo en la aplicación de la república

Tampoco han dado su brazo a torcer en otra de las grandes medidas que perseguía Puigdemont desde Alemania. Quería que el congreso del PDeCAT aprobase hacer efectiva la república catalana “de forma inmediata”. Finalmente, el plenario ha apoyado la propuesta que salió desde el sector encabezado por Marta Pascal. Se avanzará hacia el estado propio, pero “lo más pronto posible”.

Sí que se contempla la unilateralidad al dar validez al 1-O, pero en el redactado que se ha aprobado se incluye una adenda para que esta se consiga "preferiblemente con un acuerdo" con el Gobierno. La asamblea lo ha incorporado en los estatutos del partido por 363 votos a favor y 350 en contra.

Es otro revolcón para los intereses del expresidente de la Generalitat que ha encendido las alarmas entre sus defensores a capa y espada. Se sienten vencedores del pulso con Pascal, pero la victoria no es de pleno porque carecen del apoyo mayoritario entre la militancia.

Formación de Ejecutiva

Ello, en un momento en el que se había echado mano de un argumentario que consideraban que no tenía fisuras. Explicaron a los votantes del PDeCAT que ambos cambios eran petición de los políticos que están en la cárcel y en el exilio, con Puigdemont en la cabeza, y se les pedía el apoyo en un momento de excepcionalidad política.

Esta realidad abre las puertas a una Ejecutiva del partido con representantes de las dos almas de PDeCAT. LA que defiende proseguir su historia como partido y los que quieren que se diluya dentro de la Crida Nacional de Puigdemont. La votación de la lista definitiva del órgano de gobierno tendrá lugar al mediodía de este domingo.