Menú Buscar
Así normaliza TV3 el terrorismo nacionalista

Así normaliza TV3 el terrorismo nacionalista

La televisión autonómica de Cataluña mantiene una actitud empática o equidistante ante las bandas terroristas ETA y Terra Lliure y sus militantes

05.05.2018 00:00 h.
8 min

El enfoque que ha mantenido TV3 ante el terrorismo de ETA y el de Terra Lliure ha generado no pocas polémicas a lo largo de la historia de la televisión autonómica. En diversas ocasiones, TV3 ha recibido duras críticas por tratar el terrorismo nacionalista con una empatía impropia de una cadena pública. Y por mantener una injusta equidistancia entre víctimas y asesinos o cómplices.

Esta posición es considerada por un buen número de analistas como una forma de normalización o de blanqueo de las acciones violentas por parte de la televisión de la Generalitat. Una suerte de dulcificación del terrorismo nacionalista que algunos explican porque la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) comparte sus fines --la secesión de Cataluña y del País Vasco--, aunque evidentemente no sus medios.

El ‘sufrimiento’ de los familiares de los presos de ETA

Un ejemplo de ello es el tratamiento que los informativos de TV3 han dado al comunicado de este jueves de ETA en el que anunciaba su disolución. El Telenotícies Vespre de ese día dedicó casi la mitad del tiempo destinado a esa información (dos minutos y medio de los algo más de seis) a un minirreportaje sobre el sufrimiento de los familiares de los presos etarras.

“Los familiares [de los presos etarras] hablan de sentimientos, de emociones, pero también de cifras. Y es que los números son demoledores: en 29 años de dispersión de presos ha habido más de 400 accidentes de tráfico y 16 víctimas mortales en las carreteras entre familiares y amigos. Ellos afirman que también son víctimas del conflicto vasco y los familiares creen que están doblemente condenados”, señaló el periodista de TV3 Jordi Eroles en su crónica desde Hernani (Guipúzcoa).

El GAL, “uno de los grandes retos pendientes”

En todo el especial sobre el fin de ETA, el presentador del informativo, Toni Cruanyes, solo se refirió a la banda como “terrorista” en una ocasión. Y en ningún momento hicieron referencia a que el comunicado de ETA se olvida de sus víctimas.

Previamente, en el Telenotícies Migdia, ocurrió algo parecido. En los casi nueve minutos dedicados a la noticia del día, solo hay dos referencias al “terrorismo” por parte de TV3: una al hablar de ETA y otra al hablar de los GAL. De hecho, según TV3, el GAL es “uno de los grandes retos pendientes”. “No hemos de olvidar tampoco a las víctimas del terrorismo de Estado, los GAL, por ejemplo, es uno de los grandes retos pendientes tras la disolución”, señaló Eroles en su crónica.

“Pasándolo bien” con Otegi

Otro ejemplo se pudo ver en el primer programa de Preguntes Freqüents (FAQS), en septiembre pasado, que contó con Arnaldo Otegi como invitado estrella. Aquella semana se había aprobado en el Parlament las leyes de desconexión y se consideró que Otegi, coordinador general de EH Bildu y exmiembro de ETA --pasó seis años y medio en prisión por tratar de reconstruir la banda terrorista--, era una voz relevante para hablar del procés.

Durante la entrevista, la complicidad entre el presentador, Ricard Ustrell, y Otegi fue total. Y el exterrorista --que nunca fue tratado como tal-- fue convenientemente conducido para que la conversación derivara en una chanza contra el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Posteriormente, desde la cuenta oficial del programa en Twitter se comentó: “¿Os lo habéis pasado tan bien como Arnaldo Otegi? Nosotros sí. Gracias a todos. Hasta el sábado que viene”.

Arnaldo Otegi en FAQS de TV3

Terroristas presentados como “presos políticos”

También es paradigmático de la actitud de TV3 respecto al terrorismo el trato que se otorgó al exmilitante de Terra Lliure y del Exèrcit Popular Català (ÈPOCA) Carles Sastre durante una entrevista realizada por Xavier Graset en diciembre de 2015. Sastre fue condenado a 48 años de cárcel por asesinato, pertenencia a banda armada y tenencia de armas --en 1977, adosó una bomba al pecho del industrial José María Bultó y le hizo volar por los aires--, lo que no supuso ningún impedimento para que el presentador y director del programa de la televisión autonómica le calificara de “preso político”.

“Carles Sastre ha sido el preso político de Terra Lliure que más años ha pasado en la prisión”, señaló Graset, quien en ningún momento se refirió a Terra Lliure ni a ÈPOCA como organizaciones terroristas. De hecho, el presentador de TV3 calificó a Sastre como “un gran reserva del independentismo”.

La “lucha armada” de Terra Lliure

En abril de 2007, TV3 emitió el documental Terra Lliure, punt final. Se trataba de un reportaje de poco más de una hora en el que se repasaba la trayectoria de la banda terrorista cuyo objetivo era la independencia de Cataluña. El problema era que la crónica trataba de endulzar toda la historia y evitaba calificar a la banda y a sus miembros como “terroristas”. De hecho, se hablaba de “lucha armada” y no de atentados, de “activistas” y no de terroristas, y de “independentismo armado” en vez de terrorismo”. Incluso el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) --controlado por el nacionalismo catalán-- alertó de que el contenido estaba sesgado.

El documental estaba coproducido por TV3 y dirigido y guionizado por David Bassa. Bassa fue presidente del Grup de Periodistes Ramon Barnils y actualmente ejerce de jefe de informativos de TV3.

Fredi Bentanachs en una manifestación el 3 de mayo por la república y el 1-O / TWITTER

‘Olvidos’ significativos

También son significativos algunos olvidos de la televisión autonómica. Destaca la ausencia de informaciones (al menos desde 2009) relacionadas con el homenaje que cada mes de enero las juventudes de ERC (JERC) realizan al exterrorista de Terra Lliure Martí Marcó en Barcelona con motivo del aniversario de su muerte.

De igual forma, TV3 evita destacar la presencia de uno de los cofundadores de la banda terrorista Terra Lliure, como es Frederic Bentanachs, en las manifestaciones independentistas, a pesar de que sea uno de los organizadores.