Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente de la Generalitat Artur Mas / EFE

Artur Mas se salta el estado de alarma y acude a su segunda residencia

Vecinos de Vilassar de Mar aseguran que el expresidente de la Generalitat se desplazó al municipio desobedeciendo las órdenes de aislamiento

3 min

Vecinos de Vilassar de Mar (Barcelona) han denunciado que el expresidente de la Generalitat Artur Mas se desplazó hasta la localidad costera saltándose el estado de alarma para pasar el aislamiento obligatorio.

Algunos ciudadanos aseguran que el político se saltó las restricciones de movimiento impuestas por el Gobierno y el 10 de abril, en plena Semana Santa, se desplazó hasta el municipio para acabar de pasar la cuarentena. Los portavoces del exmandatario, en cambio, aseguran que lleva allí desde el 13 de marzo.

La segunda residencia de Artur Mas en Vilassar de Mar / CG
La segunda residencia de Artur Mas en Vilassar de Mar / CG

Paseos por la playa

Los habitantes del municipio barcelonés no lo tienen tan claro, las versiones difieren y son muchos los que niegan que antes del 10 de abril se haya visto al expresident por sus calles. Personal de un supermercado cercano a su casa sostienen que no vieron a Mas hasta el 11 de abril, lo que les hace sospechar que la versión oficial no es correcta. Asimismo, se le pudo ver el 17 de abril, paseando cerca de la playa y en compañía de su mujer, con quien mantenía la distancia de seguridad.

Los portavoces oficiales dicen que el expresidente no se ha escondido y “ha salido de casa per ir a comprar a diferentes establecimientos del municipio”. Subrayan que el político ha paseado estos días por las calles de Vilassar “compliendo siempre todas las medidas de seguridad establecidas por la administración”. En este sentido, señalan, que las acusaciones son “rotundamente falsas”, según recoge El Confidencial.

Cuidado de los nietos

Según los portavoces del exconvergente, Mas cumplío con la legalidad y se desplazó al lugar cuando se decretó el cierre de los centros educativos, el 13 de marzo, un día antes de que el Gobierno proclamara el estado de alarma. La intención era, aseguran, poder ayudar a su hija y a su yerno, ambos autónomos, en el cuidado de los hijos de estos, nietos del político, así como estar más cerca de su madre, que también vive en la localidad.

Las mismas fuentes indican que el exlíder de CiU no avisó al Govern de su traslado a Vilassar, porque considera que “no son movimientos de los que se deba informar a la Consejería de Interior”, pese a que el expresident cuenta con Mossos d’Esquadra que le hacen de servicio de escolta por el cargo que ocupó.