Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vicepresidente de la Generalitat, el republicano Pere Aragonès / EP

Aragonès ve “inevitable” ejercer la autodeterminación

Esquerra eleva el discurso independentista en su pugna con JxCat a la espera de que Torra convoque elecciones

3 min

El independentismo mantiene su lucha interna. Esquerra no quiere quedarse atrás, a pesar de defender un proyecto más posibilista que JxCat. El vicepresidente de la Generalitat y dirigente republicano, Pere Aragonès, ha señalado que el objetivo de los independentistas debe ser el de convocar “un referéndum reconocido”, porque “el ejercicio de la autodeterminación y la independencia de Cataluña es inevitable”.

Aragonès eleva el tono a la espera de que el presidente Quim Torra convoque las elecciones catalanas, un hecho que se demora, pendiente el mandatario catalán de saber cómo evoluciona la pandemia del Covid, y de cómo avanza el propio proyecto político de JxCat que dirige Carles Puigdemont desde Bruselas.

Más del 50% de los votos

Pero la cuestión es que los republicanos, aunque no han cambiado el rumbo de su estrategia, no pueden quedarse atrás a pocos días de la celebración de la Diada, con la ANC calentando motores, en su defensa de una movilización presencial, que tiene la intención de rodear las principales instituciones catalanas, como las universidades.

El dirigente de ERC, en una conferencia centrada en la economía, ha asegurado que su partido sólo dejará de ser independentista cuando Cataluña sea un estado independiente, y ha apostado por lograr un denominador común que logre que el conjunto del independentismo alcance algo más del 50% de los votos en las elecciones.

Aprovechar los fondos europeos

Sin embargo, el problema de la Generalitat se centra ahora en la gestión de la pandemia del Covid, a pocas semanas también del inicio del curso escolar y del comienzo de la actividad empresarial. Según Aragonès, la reactivación de la economía requiere de un “cambio cultural y un replanteamiento de algunas maneras de hacer”, entre las que incluye la sustitución de la desconfianza entre administraciones y el sector económico por la cultura de la colaboración y una visión emprendedora.

El Govern de la Generalitat mantiene su petición de recibir parte de los fondos europeos que le corresponden a España, y, al margen del proyecto político independentista, Aragonès ha insistido en que se han elaborado hasta 20 proyectos para los próximos treinta años que se podrían poner en marcha con 30.000 millones de euros de esos fondos. Según el dirigente de ERC, si los fondos se centralizan en Madrid “no servirán para nada”.

Destacadas en Política