Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Lluís Alay (i), jefe de la oficina de Carles Puigdemont, en un acto con el 'expresident' fugado / EFE

Alay admite que él "supera las democracias occidentales"

El jefe de la oficina de Carles Puigdemont niega buscar el apoyo del Kremlin para la independencia catalana: "Jamás lo hicimos"

4 min

Josep Lluís Alay, jefe de la oficina del expresidente catalán fugado, Carles Puigdemont, ha reconocido que sus contactos políticos "superan el marco de las democracias occidentales" para lograr apoyo a la independencia catalana tras las informaciones sobre los reuniones que mantuvo con altos empresarios, periodistas y exespías rusos. El alto mando ha negado no obstante buscar el soporte del Kremlin a la secesión. "Jamás lo hicimos", ha asegurado. 

En una entrevista en RAC1, Alay ha reconocido que explora contactos con países más allá de la Unión Europea, aunque ha negado categóricamente que en ese marco de pensamiento buscara el apoyo del Gobierno ruso. "No lo necesitábamos y no tenía sentido. Jamás lo hicimos", ha zanjado. Aunque ha dejado claro que "hay que buscar contactos más allá de la Unión Europea y de las democracias occidentales". 

Entrevistas y traducciones

¿Por qué viajó hasta en tres ocasiones a Rusia? Según Alay, la primera vez fue para intervenir en un foro universitario, y las otras dos, por motivos privados, con la traducción de un libro como telón de fondo. El director de la oficina de Puigdemont admite contactos con altos periodistas y empresarios rusos, aunque los circunscribe a la necesidad de organizar entrevistas con el expresident huido a Bélgica. 

"No buscamos el apoyo a la independencia, y nadie del entorno del señor Puigdemont, que yo sepa", ha subrayado. "A Rusia, Cataluña le queda muy lejos", ha agregado a renglón seguido. 

Sobre Rufián: "Hay que tener responsabilidad"

En referencia a las declaraciones del líder de ERC en el Congreso de Diputados, Gabriel Rufián, en las que el diputado censuraba los contactos al estilo "James Bond" del independentismo con Rusia, Alay ha pedido "responsabilidad" al nacionalismo catalán. 

Estas palabras, ha dicho, "dañan mucho", porque "si alguien da credibilidad a los servicios secretos españoles, alguien en Europa también lo podría hacer". Con ello se refiere Alay al Parlamento europeo, que investigará la injerencia rusa en el procés independentista en Cataluña. 

Contactos con Rusia

Las críticas de Rufián, y la posterior defensa del jefe de oficina de Puigdemont, se enmarcan en la polémica por los contactos entre el nacionalismo catalán y altos cargos de diversos sectores en Rusia en el contexto del proceso independentista en Cataluña. Desde el secesionismo se ha asegurado que fueron encuentros personales o con motivación puramente periodística. 

Por contra, en el sumario del caso Voloh, que investiga indicios de presunta corrupción entre el empresariado independentista, se citan mensajes de Whatsapp de Alay mucho más favorables al régimen de Vladimir Putin. A este respecto, el investigado ha lamentado que se trate de "mensajes privados" de teléfono móviles que le fueron incautados por la Guardia Civil hace un año y medio "y no los haya vuelto a ver".