Menú Buscar
Hacerse la fotito con el disco rayado

Hacerse la fotito con el disco rayado

Mundó elige un acto de ERC en la antigua cárcel Modelo para reaparecer públicamente tras su liberación

06.12.2017 00:00 h.
3 min

A las doce del mediodía, la hora del Ángelus, momento de recogimiento, la señora Marta Rovira, segunda en la lista de ERC por ausencia motivada del líder Oriol Junqueras, con semblante de virgen románica, nos había convocado a los llamados medios en el marco siniestro de la antigua cárcel Modelo de Barcelona. Lucía para la ocasión camisola amarilla, como si perteneciera al equipo de fútbol de la Unión Deportiva Las Palmas, y lacito a juego. A su lado, el edil Alfred Bosch daba patadas en el suelo, tratando de esquivar de esa manera tan prosaica el frío pelón que rememoraba una posguerra descolorida, con presos políticos de verdad y no de videojuegos. La canallesca en el ínterin desplegaba la parafernalia de los electrodomésticos para recoger semejante evento, revestidos con plumones, gorros de esquiar y bufandas desteñidas.

Un sol mortecino daba el esquinazo al primer patio de la antigua prisión, en donde nos habían recluido a modo de entrenamiento para una visita a cualquier gulag siberiano. En esas cavilaciones estábamos cuando ha hecho su entrada fulgurante el recién liberado exconsejero de Justicia Carles Mundó​. Ha sido recibido entre ovaciones y abrazos. El chico está curtido, por lo visto, por el frio madrileño porque se ha presentado a cuerpo gentil con tan solo un liviano traje de encargado de planta de El Corte Inglés. Las primeras palabras del antiguo miembro del Gobierno catalán han sido para mostrar la paradoja de que su primer acto público en libertad fuera precisamente en una antigua prisión. Pero no ha perdonado la ocasión para recordar a los reunidos, que ya tiritábamos de frío, que gracias a él y a ERC se había cerrado --¡por fin!-- la cárcel Modelo. Lo único que hizo, prácticamente de provecho, el Gobierno catalán cesado.

Le señora Rovira va a piñón fijo. La República catalana por lo visto es un rollo macareno ya archisabido. El Estado español --España está prohibida-- es el diablo con rabo y cuernos; todos los partidos indepes van a una como los de Fuenteovejuna, y ha remachado: "No busquéis divergencias donde no las hay". Eso sí, de designar a Puigdemont candidato a la presidencia de la Generalitat, ni pío. O como decía mi abuelo a la hora de vender los terneros en la feria: "Amigos, lo que quieras, pero la vaca por lo que vale".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información