Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Terremoto de Alcorcón / CEDIDA

La Terremoto de Alcorcón: "Las modas son cosas de catetos"

Pepa Charro y su 'alter ego' vuelven a los escenarios con más ganas de locura que nunca: "Echo mucho de menos los escenarios y el cabaret, el tocarse y el sudarse"

19 min

La Terremoto de Alcorcón y Pepa Charro. Pepa Charro y la Terremoto de Alcorcón. Persona y personaje conviven en un mismo cuerpo que parece destinado al éxito.

Sus inicios en el mundo de la noche parecían discretos hasta que una versión de un tema de Madonna la hizo una estrella internacional. Pasado el boom, ambas han aprovechado el filón y han pasado por la actuación, la revista, la música… Pero si algo define a la Terre es ser vedette.

Presente y futuro

Su triunfo en El Molino enturbió la relación entre ambas, pero por fin han logrado encontrar el equilibrio perfecto. Tan bien les han ido que no han parado ni en pandemia. Una y otra han compensado los bajones laborales con sus proyectos.

Este verano, la artista regresa a los escenarios. Actúa en el Festival Cranc, que se celebra del 2 al 4 de septiembre en Menorca, pero ambas tienen mil planes más, un documental, una película y hasta un programa infantil. Crónica Directo habla con la Terre y consigue dos exclusivas sobre su vida y su futuro.

La Terremoto de Alcorcón / CEDIDA
La Terremoto de Alcorcón / CEDIDA

--Pregunta: Usted es de Alcorcón pero estuvo muchos años viviendo en Mallorca y este año actúa muy cerca, en Menorca. ¿Qué supone para usted, es más especial?

--Respuesta: Uno de los organizadores lleva años detrás de mi y por compromisos laborales no ha podido ser. Pero este año, por fin he podido. Me cambio de isla y pego el salto.

--¿Qué va a ofrecer?

--Pues no sé cómo va a ser, porque hoy vivimos tan al límite y al día a día que no lo sé. Estoy pensando en un formato para que la gente no se vuelva loca, que a mí me pasa como a los Rolling. Los Rolling, Tangana y yo tenemos ese problema con el público, que volvemos loca a la gente y tenemos que controlar a las masas. Tengo que buscar la fórmula para ver qué hago.

--Además con tanta limitación, es más difícil, ¿no?

--Ni idea de cómo va a ser y las condiciones que va a haber entonces, porque eso de estar sentados, a veces con mesitas y de dos en dos, limita un poco la felicidad colectiva. Se suple de otra manera, lo sabemos, estamos todos trabajando en esto. Pero la formula de la Terremoto, más las condiciones de ahora… además estoy convencida de que en septiembre habrá nuevas restricciones. Estoy que no sé si hacer un show de mímica o me pongo allí en medio del escenario. Barajamos la sesión DJ, pero eso me hace que me vibre el cuerpo y levantar la escala de Ritchter y que la gente se levante y se altere. Por eso, debo pedir a las masas que se controlen y que, vete a saber, igual hacemos un concierto de baladas de AC/DC.

--¿Le ha perjudicado mucho la pandemia a nivel de bolos?

--Yo afortunadamente me muevo todo el año. No tengo ni temporada alta, ni temporada baja. Lo que es cierto es que el Orgullo gay son las navidades y la nochevieja de la Terremoto y allí sí se redujeron bastante. Donde más lo sufrimos fue en la fiesta del bar Flexas donde el último año que lo celebramos fueron 10.000 personas. Para el Covid podríamos haber inventado una fórmula, rollo burbujas, pero es una fiesta del roce. Esto es lo que más nos ha dolido no hacer, porque es una fiesta para Palma. Yo he disfrutado además cada año con el invitado sorpresa internacional. Allí han ido desde Massiel hasta Milli Vanilli. La fiesta del Flexas es lo que más dolió, porque yo gracias a Dios no he parado de trabajar: he estado en México rodando una película, he tenido la suerte de entrar en Masterchef. He tenido suerte este año con todo lo que se ha cancelado en los teatros porque lo he suplido con televisión. Es cierto que la tele te acerca mucho a la gente, pero yo echo mucho de menos los escenarios y el cabaret, el tocarse y el rozarse y el sudarse.

--Con los cambios que ha habido y que ha citado, ¿se ha gestionado bien?

--Se ha hecho lo que se ha podido. Criticar lo que hacen otros me parece loco a estas alturas de la vida. Yo y todo el que lea esta entrevista seguro que lo hubiera hecho de otra manera. Lo importante y lo que ha demostrado la pandemia y el confinamiento sobre todo, y lo que sí ha estado en boca de todos es que la cultura es segura y muy importante. El mensaje más valioso que se ha transmitido y que se ha respetado por todos los partidos es que no se puede prescindir de la cultura.

--Dejando atrás el Covid y centrándonos en usted. ¿Cuándo nació la Terremoto?

--Pues aunque la Wikipedia lo ha transformado todo, nació en 1947. Esto es prácticamente una exclusiva. Surgió de mano de las travestis, de la escuela de la noche, de una apasionada por las travestis que cada noche hacían tres o cuatro pases por muy poco sueldo reinterpretando la actualidad, cantando canciones del pasado. Es un gran filón y una mina que se está confundiendo creo, porque no es lo mismo ser transformista y subir a un escenario que ponerse guapísima. Yo reivindico la travesti clásica, que tiene pico entre canción y canción, con un cardado en su peluca, que se maquilla estupendamente… Hacer un playback es relativamente fácil, pero hablar entre canción y canción no lo es tanto y ese es el merito de las transformistas. Yo apoyo programas como Drag Race pero también están las transformistas que tienen un detrás, una documentación de quién es quién y reivindicar las grandes figuras porque hay quien se ha dejado la piel y la vida.

--¿La Terremoto se define: mujer, travesti, cantante, vedette, actriz…?

--La Terremoto es vedette. Palabras como actriz, cantante o artista son muy grandes. La Terremoto es vedette y se define como tal porque somos muy pocas y así hay más posibilidades de trabajar. Yo si se pudiera poner en el DNI sería la única que lo pondría porque me parece una profesión preciosa.

--Siempre reivindica la revista, ¿cree que no se valora lo suficiente?

--Yo creo que es casi imposible que se vuelva a poner de moda otra vez. Pero voy a hacer lo posible por seguir haciéndola. Yo paso bastante de las modas y espero que pase para hacer lo que decía la moda. Las modas son una cosa de catetos, un poco. Es mejor hacerlas o antes o sumarte después.

--¿Y Pepa cómo es?

--Es una prima mía maravillosa que se adapta, que puede convivir con la Terremoto y con quien quiera. Es la mujer en la sombra de esta gran mujer que es la gran mujer.

--Siempre hubo ese debate de si la Terre era mujer, trans,…

--Hay un perfil de Instagram que se llama Tirititrans que dice “soy una mujer que hace de hombre que hace de mujer”. Me parece una definición maravillosa y la más bonitas. Yo me he criado con Diabéticas Aceleradas que eran unas travestis hombres pero nunca voy a ocultar que soy una mujer. Hubo un tiempo que jugué a ello porque me hacía gracia.

--Usted, como bien ha dicho, es un actriz importante en el mundo LGTBI y se la consideró trans. ¿Y cómo se posiciona ante el proyecto de la ley trans?

--Este año, durante el Orgullo de Madrid, tuve el placer de presentar los premios Mado, justo el año en que se cumple 40 años del descubrimiento del VIH. Fue una gala muy emotiva donde tuvimos la sorpresa, también para mí, de contar con la presencia de Manolita Chen. Y escucharla a ella dar golpes en el atril diciendo “¡ni un paso atrás, ni un paso atrás!” lo dice todo. Los señores que se encargan de elaborar la ley trans han de tener claro esto: ni un paso atrás.

--¿Y cuando hay feministas que se ponen en contra?

--Yo soy una mujer que no me voy a meter nunca con nadie. Cada uno es libre de expresar su opinión cuándo y cómo quiere pero siempre desde el respeto. Están en su derecho, pero no hay otra: ni un paso atrás. No puedo decirte nada más que esto. Y de verdad, deberías haber visto la cara de Manolita Chen, una señora que sacó adelante una familia, que consiguió el carnet como mujer en un momento que era prácticamente imposible, que adoptó a todos los niños que nadie quería y que siguió adelante con su vida y su dignidad. Esto está por encima del feminismo, de la ley trans y de cualquier otra ley.

--¿Cómo ve el aumento de la LGTBIfobia?

--Me parece de locos. Parecía que iba a ser todo lo contrario, tenemos referentes LGTBI en todos los programas y que, de repente aparezca este ramalazo de LGTBIfobia me parece de locos. Quiero pensar que es una cosa pasajera, que sea como el Covid, que igual que ha venido se va a ir. Porque la LGTBIfobia es una pandemia muy gorda que nos ha caído y sin esperarlo, pero como con el Covid espero que todos nos estemos vacunando mentalmente y que pronto tengamos un certificado verde de respeto.

La Terremoto de Alcorcón / CEDIDA
La Terremoto de Alcorcón / CEDIDA

--¿Pepa Charro se esperaba llegar hasta aquí?

--Esta entrevista es con la Terremoto, pero te puedo decir que Pepa quería ser camionera, porque viene de una familia de conductores. Mi abuelo era camionero; mi padre, furgonetero; mi tío autocarero. A mí me parecía fascinante y como no habían muchas mujeres antes me parecía una locura estar con tu música, viajando. Me parecía toda una aventura. Es una profesión superdigna y muy denostada. Es un sueño muy bonito.

--¿Le sorprendió este éxito repentino? ¿Cuándo lo vio claro que lo logró?

--El 17 de noviembre de 2005 con el lanzamiento del vídeo del Con Loli, que se hizo como algo supernaíf. De repente, se convirtió en el segundo vídeo más descargado del mundo y nos dio de comer a cinco o seis familias. Pero lo recibimos con mucha alegría y cachondeo. Y lo disfrutamos. Hicimos una gira mundial, aunque muchos no lo crean. Estuvimos en Nueva York, Amberes, México, Milán… ¡Cobrando además! ¡No lo podíamos creer!

--¿Le mareó mucho la fama y pensó en que tenía que bajar de la nube?

--No, de ahí no te baja nadie. Yo soy superdisfrutona. Lo que sí recuerdo es que con las Feldene, cada vez que salíamos a un escenario nos recordábamos que esto se puede acabar en cualquier momento. Éramos muy jovencitas y un golpe de suerte te puede volver tonta. Esa gente que un día te aplaude y otro no te mira a la cara. Hay un publico fiel que se mantiene al que sólo os puedo decir que os quiero pero otro se va. Y era importante ser consciente de que esto un día se va.

--¿Hubo acercamiento a Madonna?

--Por su puesto, siempre lo hubo. Es verdad que hubo dos años que no nos hablamos porque critiqué mucho su gira Sticky and Sweet Tour y se enfadó. Pero nuestra amistad es obvia. Yo crié a sus niños. Luego le dije que no se pusiese ese culo y no me hizo caso y nos volvimos a pelar, pero nuestra amistad está allí y es para siempre.

--¿Y pelea por los derechos?

--No, yo se los pedí. Le dije, ¿por qué no haces una versión mía? Y ella hizo la versión inglés del Con Loli que es el Hung Up. La gente está muy confundida fue primero el Con Loli y luego el Hung Up.

--Y de allí a chica Almodóvar ¿Cuál de las dos lo fue: la Terre o Pepa?

--Las dos fuimos chica Almodóvar. Además no sólo he actuado sino que desde Los amantes pasajeros he presentado todas sus películas y he actuado en presentaciones. La Pepa fue chica Almodóvar como actriz en Los amantes pasajeros, y la Terre en los shows.

--¿Cómo es esa relación?

--Uno de los hombres que sigue sorprendiendo, sigue pensando y escribiendo como si fuera un niño, y eso es muy importante porque lo perdemos cuando nos hacemos adultos. Su mérito es siempre jugar y es muy disfrutón.

--Eso es lo que le une a la Terre.

--Claro, claro, la vida es jugar desde que te despiertas hasta que te levantas.

--¿Cuesta?

--No te creas. La Terre y la Pepa se llevan bien. Hubo una época que no, la de El Molino, porque la Terre le comió mucho terreno y la Pepa estaba muy celosa. Ahora llevamos un equilibrio maravilloso.

--¿Cuál es el futuro de ambas?

--Pues no los veo futuro a ninguna de las dos. Son chicas del presente y lo que venga, bienvenido sea.

--¿Y tiene proyectos?

--Sí, miles. Esta cabeza va a 2.000 por hora. Lo maravilloso de ser tan poco estable y volátil que cada día te emocionas con cosas distintas. Tengo mil proyectos diferentes. Tengo una road movie ya grabada y que cada año pienso, este la estreno. Un documental que empecé hace tres años sobre la revista y El Molino pendiente de cómo lo acabo. Mi incorporación al estreno de The Hole 10 después del verano. Algún programa de televisión. He creado un formato infantil que me encantaría que funcionara, porque creo que la Terre es la nueva Teresa Rabal y la nueva Lunni. A raíz de Masterchef he descubierto que tengo un público infantil que desconocía, claro, me ven con esas pintas… Y creo que puedo aprovechar eso para ayudar a la educación de los niños como hicieron otros como La bola de cristal. Creo que falta este tipo de entretenimiento infantil y más en la televisión pública.

--¿No teme que la tachen de adoctrinamiento en ideología de género?

--Creo que estábamos en un momento maravilloso en que los niños podían decir que tenían novio y novia y no pasaba nada. Antes eso era casi una vergüenza. Dejemos que los niños sean libres y elijan. Es un paso brutal y hemos avanzado un montón. Es acabar con vidas frustradas y con mil problemas, personas que se han ido de este mundo porque no la soportaban.

--¿La veremos en Cataluña?

--Puede ser, porque quiero grabar tres canciones, un EP, con los que que grabé el Libérate. Ya he ido a grabar allí y tengo ganas de que pase el verano porque va a ser muy bonito, muy especial y con alguna canción nueva, que no se la robo a nadie. Habrá un par de temas originales y otros que son featurings internacionales