Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Aplicación Radar Covid / EP

Así funciona la aplicación Radar Covid

La app diseñada para detectar contactos con personas contagiadas por la enfermedad genera dudas entre la población

7 min

La aplicación Radar Covid ya funciona el Cataluña, la última comunidad autónoma en ponerla en marcha. El objetivo de la misma es rastrear posibles contactos con personas contagiadas por el coronavirus SARS-CoV-2.

Aun así, hay mucha gente que aún tiene dudas sobre su funcionamiento. El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ya tiene abierta desde este miércoles una investigación de oficio para averiguar si la app respeta la intimidad de las personas y garantiza el anonimato de los datos personales que recoge.

Cómo funciona

La aplicación, que ya ha sido descargada por 4,6 millones de personas en toda España, debe estar operativa y el bluetooth activado. De esta manera, los móviles comparten unas claves únicas y aleatorias de letras y números cuando se encuentran muy próximos que avisan de contactos de riesgo.

Cuando un positivo en Covid lo registra en la plataforma, su dispositivo envia alertas a todos los teléfonos a los que se acerque a menos de dos metros de distancia durante al menos 15 minutos en un día.

¿Y los rastreadores?

El lanzamiento de Radar Covid no está pensado para sustituir a los rastreadores, sino que supone una ayuda, un complemento que facilita su trabajo. Las personas pueden localizar a familiares y amigos gracias a la información facilitada por la persona, pero ninguno de ellos conoce a las personas con las que se cruza durante todo el día.

El bluetooth y la app permiten localizar mejor a estos contactos de ese tipo. Durante la prueba piloto realizada en La Gomera (Canarias), la media de casos detectados fue de 6,4 contactos, mientras en el rastreo manual detectó a 3,5. "Si todo el mundo la llevásemos, sería mucho más efectivo que el rastreo manual", asevera el presidente de la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), Miguel Pérez Subías.

Utilidad contrastada

Los responsables de esta aplicación defienden que es útil desde el momento en que puede advertir sobre un posible contagio, pero sus usuarios todavía no están recibiendo muchos avisos. Un hecho que genera dudas sobre su eficacia.

Una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) indica que sólo el 28 % de la población se la ha descargado, una cifras que Smartme Analytics rebaja al 13,6 %. El primer estudio muestra que el 16 % no tiene pensado instalarla en ningún caso. ¿Las razones? Precisamente su utilidad y la privacidad de los datos.

Más eficacia

Según los cálculos de la Secretaría de Estado de Digitalización, Radar Covid será eficaz cuando la use el 20% de la población española, pero a finales de septiembre se uso era de 1%. Los expertos indican que su se llagar al porcentaje deseado, la pandemia se reduciría un 30%. Los profesionales no dudan de la utilidad de la app, pero sí de que alcance el nivel de eficacia apuntado por el departamento de Estado.

"Cuantas más personas la utilicen, más eficaz será el rastreo de contactos", como se ha demostrado en Alemania o Italia", subraya el vicedecano del Colegio Oficial de Ingenieros en Informática del Principado de Asturias (COIIPA), Fernando Martín. El último escollo para lograr un uso masivo de la aplicación es lograr que los infectados informen de su positivo a la aplicación, una decisión voluntaria y sin ningún beneficio individual. Pérez Subías, recuerda que solo en China, donde la descarga es obligatoria se ha demostrado su eficacia real.

Privacidad de datos

La app no pide ni registra ningún dato personal de quien la utiliza ni tampoco permite conocer quién se contagió ni dónde. No hay acceso a archivos, cámaras o micro. Únicamente intercambia claves cifradas que se destruyen semanalmente. Ni sabe quién eres ni dónde has estado.

Lo único que conoce su usuario es la fecha en la que estuvo más de 15 minutos a menos de dos metros de alguien que luego informó de haber dado positivo en un test. "Cada terminal se corresponde con un token único, y si un usuario declara un positivo, es el token del terminal el que se declara positivo. Nada puede asociar ese positivo con datos personales del usuario real", asegura el vicedecano del COIIPA.

Código fuente

Una de las últimas polémicas es la publicación por parte del Gobierno del código fuente de la plataforma. El gesto ante los expertos en informática fue un ejercicio de transparencia para este colectivo, que tanto lo reclamaba, para conocer mejor el mecanismo de la app y comprobar si se garantiza la privacidad.

El análisis de este código de programación reveló trazas de Firebase en Radar COVID, una herramienta de Google para crear aplicaciones que envía reportes de error con información sobre el modelo de teléfono, el tiempo y el modo de uso.

Consumo de batería

La app no requiere conexión a Internet. Su función es intercambiar las claves de dígitos con otros móviles y para ello usa la conectividad bluetooth.

La citada tecnología usa baja energía, por lo que su consumo de batería es menor que con el convencional y apenas es perceptible un ligero aumento en el uso diario de la batería.