Menú Buscar
Varios dispositivos de la firma Energy Sistem, la primera en lanzar un MP3 en España

Del primer MP3 en España a descubrir América

Energy Sistem pone el foco en aumentar su presencia fuera del mercado español tras 25 años de historia

5 min

Un cuarto de siglo puede dar para mucho. En 25 años, la tecnología ha evolucionado a un ritmo vertiginoso. Aunque algunos no se acuerden, hubo un tiempo en el que no existían los smartphones, las tabletas, los televisores inteligentes, ni tampoco los altavoces que nos escuchan y con los que ahora es posible interactuar.

La historia de Energy Sistem muestra bien todos esos cambios por los que hemos pasado. La compañía, con sede en Benidorm, Alicante, fue la que lanzó el primer MP3 en España.

Por delante de Apple

Mucho ha llovido desde entonces. Esta empresa familiar fue impulsada por los cuatro hermanos Sánchez, que hasta entonces se dedicaban a distribuir desde máquinas de escribir Olivetti, a fotocopiadoras y material informático de otras marcas, según las tendencias del mercado. Pero, cuando decidieron lanzar su propia marca, consiguieron adelantarse a grandes de la talla de Apple.

“La compañía sacó a la venta el primer MP3 en España antes de que llegara el iPod”, subraya, orgulloso, el nuevo general manager de Energy Sistem, Daniel Havillio. Pero no es el único hito que ha conseguido esta empresa familiar. También impulsó el primer lector de libros electrónicos antes de que lo hiciera Amazon con su Kindle.

Evolución de la compañía Energy Sistem
Evolución de la compañía Energy Sistem 

Enfocada en el audio

Sin embargo, desde hace unos años, la firma ha estrechado su negocio. “Ahora estamos enfocados en lo que somos más buenos, es decir, el audio personal”, matiza Havillio. En 2019, la compañía vendió 1,3 millones de dispositivos, de los cuales más de la mitad pertenecen a la categoría de auriculares. Energy Sistem asegura ser la firma, tras Apple, “que más dispositivos de tipo intraaural comercializa en España”. Entre sus productos estrella o más populares destacan los auriculares Urban 4 True Wireless.

Energy Sistem llegó a meter la cabeza, incluso, en el mercado de los móviles. Sin embargo, la compañía se dio cuenta de que había poco margen de maniobra. La decisión de abandonar ese mercado afectó en la facturación de la compañía, que cayó en 2018. La firma pasó de facturar 37 millones en 2015 a 27,5 millones en 2017 y 20,2 millones en 2018. Al cierre del mes de julio de 2019, la compañía había mejorado algo esos números con unos 22 millones de euros facturados.

El general manager de Energy Sistem, Daniel Havillio
El general manager de Energy Sistem, Daniel Havillio

Adiós a los cables

En cuanto a la tendencia en el ámbito del audio, Havillio asegura que sigue por cortar definitivamente con los cables con las tecnologías inalámbricas, así como apostar por los asistentes de voz. Energy Sistem cuenta ya en su catálogo con cuatro dispositivos que funcionan con Alexa, de Amazon.

Sin embargo, la marca no descarta explorar otros asistentes virtuales como el de Google. “El mercado, a medio plazo, va hacia los dispositivos más inteligentes y usos más específicos. Nos dirigimos hacia un mundo más conectado y personalizado. Pero es muy importante crear una tecnología más cercana al usuario”, subraya el nuevo directivo de la firma.

El interior de las oficinas de Energy Sistem
El interior de las oficinas de Energy Sistem

Internacionalización

Pero si Energy Sistem, tras 25 años, tiene algo claro es que, con el tiempo, tiene que aumentar su presencia fuera del mercado español. Así, su objetivo para este 2020 es que el 70% de sus ventas provengan de España y el 30% restante de otros países. “A medio y largo plazo queremos llegar a un fifty-fifty”, detalla Havillio.

En la actualidad, esta empresa está ya presente en varios países, pero en la hoja de ruta de este año se encuentran, en concreto, México, Marruecos, Portugal y República Checa. Europa, el Norte de África y Latinoamérica son los puntos estratégicos en los que quiere enfocarse Energy Sistem. “Queremos estar presentes y ganar peso en varios países latinoamericanos y de América Central, como Costa Rica, Guatemala, Panamá, Chile, Argentina y Colombia”, concluye Havillio.