Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
"Corrección", la propuesta de Ignasi Aballí para la 59ª edición de la Bienal de Venecia / CLAUDIO FRANZINI - CORTESÍA DE AECID

Ignasi Aballí “corrige” el pabellón de España en la Bienal de arte de Venecia

El artista catalán ejecuta para la 59ª edición una intervención radical del edificio, que este año celebra su centenario

7 min

“Corrección” ha sido un proyecto de largo recorrido no exento de dificultades. Ignasi Aballí (Barcelona 1958) supo que su propuesta había sido elegida a principios del 2020, justo al inicio de la pandemia. Aquella dramática circunstancia trastocó todos los planes iniciales y la obra que debía mostrarse en 2021 se aplazó al 2022 coincidiendo con el centenario del pabellón de España en la Bienal de Venecia y adquiriendo así un mayor simbolismo.

Durante la presentación a los medios, Aballí desglosó las dos vertientes de su planteamiento artístico: una acción interior, la intervención arquitectónica del edificio, y otra exterior, la creación de seis guías que trazan una ruta turística alternativa por la ciudad de Venecia. Señaló además que la idea de trabajar con la arquitectura del edificio apareció relativamente pronto. Una audaz perspectiva que también convenció a la comisaria Bea Espejo. Ahora había que materializarlo, “faltaba ver cómo y por qué”.

La comisaria Beatriz Espejo y el artista Ignasi Aballí / ROBERTO RUIZ
La comisaria Beatriz Espejo y el artista Ignasi Aballí / ROBERTO RUIZ

Un edificio desubicado

La razón la encontró en los planos del inmueble. Al analizarlos observó que estaba desplazado, torcido, como desubicado respecto a los pabellones contiguos de Bélgica y Holanda. Ese “aparente error” le dio la clave para ver cómo reconstruirlo, debía situarlo en paralelo respecto a sus vecinos. Se trataba de “llevar el error al plano del acierto”; desplazar el espacio interior 10 grados y reconstruirlo escala 1:1, lo que suponía la alteración integral. Según Beatriz Espejo, “la nueva arquitectura dibuja otra imagen del pabellón de España y desdibuja cualquier idea de representación nacional que tenga un sentido único”.

Paradójicamente, esta “corrección” provocaba un “doble error” ya que mientras “las paredes originales quedan anuladas, las nuevas no caben enteras”. Una coyuntura que genera múltiples contradicciones e invita a reflexionar sobre conceptos tan antagónicos como recto y girado, dentro y fuera, antiguo y nuevo, temporal y permanente, erróneo y correcto. Para Aballí “es más una escultura que una arquitectura” ya que se ha generado un espacio abstracto que ningún arquitecto se plantearía.

El interior del edificio. "Corrección, Ignasi Aballí, 2022 / CLAUDIO FRANZINI - CORTESÍA DE AECID
El interior del edificio. "Corrección, Ignasi Aballí, 2022 / CLAUDIO FRANZINI - CORTESÍA DE AECID

“Corregir” el turismo de masas

En paralelo al giro del pabellón, el proyecto creado para la Bienal de arte se completa con un nuevo enfoque turístico de Venecia. Para ello se han editado seis guías gratuitas, repartidas por diversos puntos poco convencionales de la ciudad, que el visitante, provisto con un mapa que se le proporcionará en el pabellón de España, deberá encontrar.

Cada libro es en realidad un elemento artístico concebido en torno a diferentes temáticas. Por ejemplo, Casi es un recorrido conceptual por el pabellón, la Bienal o la ciudad; Inventario propone un itinerario por las diferentes tonalidades de las casas venecianas; Historias recopila numerosas diapositivas tomadas en Venecia y otros lugares por el propio artista; Horizontes recoge paisajes de cielos y mares fundidos en el horizonte veneciano; Paisaje son textos de conceptos y fenómenos atmosféricos y Panorama alude a esos detalles, sin aparente valor, que el artista ha encontrado paseando por sus calles. Se trata de jugar con la idea del tiempo, de “corregir” esta vez el ritmo acelerado, que caracteriza el turismo de masas, para convertirlo en uno más pausado que permita la contemplación sosegada de una de las ciudades más visitadas del mundo.

"Horizontes", Ignasi Aballí, 2022 / CORTESÍA DEL ARTISTA, CANICHE Y AECID
"Horizontes", Ignasi Aballí, 2022 / CORTESÍA DEL ARTISTA, CANICHE Y AECID
"Inventario", Ignasi Aballí, 2022 / CORTESÍA DEL ARTISTA, CANICHE Y AECID
"Inventario", Ignasi Aballí, 2022 / CORTESÍA DEL ARTISTA, CANICHE Y AECID
"Historias", Ignasi Aballí, 2022 / CORTESÍA DEL ARTISTA, CANICHE Y AECID
"Historias", Ignasi Aballí, 2022 / CORTESÍA DEL ARTISTA, CANICHE Y AECID

Un siglo de arte contemporáneo español

El histórico pabellón de España, que este año celebra su centenario, recibe al visitante nada más acceder a los Giardini, el recinto que acoge el célebre encuentro cultural. El edificio original, inaugurado en 1922, lleva el sello de los arquitectos Javier Luque y Joaquín Vaquero. Sus muros han sido testigos de la historia más reciente del arte contemporáneo español: Eduardo Chillida, Jorge Oteiza, Antoni Tàpies, Carmen Calvo, Joan Brossa, Miquel Barceló, Antoni Muntadas y Manolo Valdés son solo algunos de los más de 1.000 artistas que han expuesto aquí durante sus 100 años de vida. Guzmán Palacios Torres, director de Relaciones Culturales y Científicas de la AECID, apuntó durante la presentación que con motivo de la efeméride se ha editado un cuidado volumen que incluye textos de Rosa Martínez y Alberto Ruiz de Samaniego así como documentos y fotografías, en gran parte inéditos, sobre su historia.

La 59ª edición, que bajo el lema "The Milk of Dreams" se celebrará entre el 23 de abril y el 27 de noviembre, contará con la participación de más de 200 artistas procedentes de 58 países. La exposición central exhibirá obras contemporáneas junto a nuevos proyectos creados específicamente para este encuentro internacional de arte. La aportación española mostrará el trabajo de algunas artistas ya fallecidas como es el caso de Maruja Mallo, Josefa Tolrá, Remedios Varo y Georgiana Houghton junto al de la madrileña Teresa Solar y la pamplonica June Crespo, ambas aún en activo.