Los cantantes catalanes 'olvidados' por el régimen nacionalista

Los artistas que no siguen el canon del catalanismo o que se han pronunciado contrarios a la secesión cuentan con menos visibilidad en Cataluña

Rosalía, la cantante catalana de flamenco y fusión olvidada por el nacionalismo
31.10.2018 00:00 h.
9 min

La cantante Rosalía dará este miércoles un concierto gratuito en Madrid para celebrar la fiesta del Halloween. La catalana es una de estas artistas que ha encontrado más propulsión para su carrera profesional en el ámbito nacional que en el circuito cultural y mediático catalán, que suele priorizar a artistas más afines a las tesis del nacionalismo catalán.

Poco importa que Rosalía no se haya posicionado explícitamente ni a favor ni en contra de la independencia, porque su música y su apuesta escénica la alejan de los cánones que el catalanismo ha intentado proyectar. Esta joven del Baix Llobregat, en el videoclip de su hit Malamente, aparece junto a un torero, bailando flamenco y dando palmas. Entre esto, y que priorice la festividad importada de Estados Unidos a la tradicional Castanyada, son motivos suficientes para no ser una referencia para los guardianes de las esencias nacionalistas. La actual consellera de Cultura, Laura Borrás, llegó a diferenciar en 2011 entre "catalanes" y "españoles que viven en Cataluña" para hablar de figuras públicas que no cumplen con el esquema de catalán que se promueve desde el Govern.

Grammys latinos

El interés en TV3 por ella llegó una vez se había convertido en la mujer con más nominaciones de la 19 edición de los Grammys latinos, los célebres galardones otorgados por la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación. De hecho, y ante la inminencia de su concierto en Madrid, anoche mismo el Telenotícies de la cadena autonómica le dedicó un amplio reportaje en su contraportada.

Videoclip de 'Malamente', de Rosalía

Antes de esto había aparecido en una entrevista en el programa Tria 33, donde presentó su primer disco, Los Ángeles. Ahora la artista ya cuenta con tres trabajos propios, además de pasar a ser la próxima chica Almodóvar en Dolor y Gloria, la nueva película del director manchego. A sus 25 años, su carrera va viento en popa.

La cultura, secuestrada

Esta situación desigual que viven algunos artistas catalanes por el mero hecho de no comulgar con los sucesivos gobiernos nacionalistas se extiende más allá del ámbito de la música. Como se informó desde Crónica Global, la directora de cine Isabel Coixet, por ejemplo, no ha sido invitada a TV3 desde que inició el llamado procés independentista, pese a que ganó los Goya a mejor película y mejor dirección por su película La librería.

Otras figuras del mundo cultural, como el escritor Ignacio Vidal-Folch, también han explicado en varias ocasiones su determinación de no contribuir a un “simulacro” de debate plural en TV3. También el periodista de La Vanguardia Víctor Amela denunció este dirigismo de la cadena pública de potenciar la visibilidad de escritores y artistas favorables al nacionalismo y olvidar a los que no lo son. Su discurso se viralizó rápidamente en las redes sociales.

Producción cultural

La cadena pública, además, es una de las principales fuentes de financiación de todo tipo de producciones audiovisuales en Cataluña. En este ámbito se observa cómo algunos productores culturales, como Isona Passola, además de protagonizar actos de la Diada, son los que salen más beneficiados de las subvenciones y ayudas para el sector audiovisual y cultural catalán.

Otras de las productoras que han salido más beneficiadas por TV3 han sido Mediapro, de Jaume Roures, y Minoría Absoluta SL, de Toni Soler.

Miguel Poveda

Otro de los cantaores más célebres que ha dado Cataluña en los últimos tiempos es Miguel Poveda. Este artista sí que se ha posicionado públicamente en contra de la secesión de Cataluña. En pleno auge de procés, en 2014, llegó a decir ante el público del Auditorio Nacional, en Madrid, que el entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, "me cae fatal”.

poveda

Miguel Poveda, en una imagen de archivo

De acuerdo con el artista, el exmandatario catalán dejaba ”mal a los catalanes” que, como él, no secundan las tesis secesionistas. “En Cataluña hay muchas más cosas que Artur Mas metiendo la pata. Este hombre lo mismo se cayó de la cuna y se dio un golpe en la cabeza. Igual cuando duerme es angelical, pero despierto es un hijo de su madre, como yo de la mía”, afirmó. Por último, reivindicó "la cultura universal, la de Carmen Amaya, la poesía, el arte, la que convive con el feísmo y el cotilleo".

Loquillo

José María Sanz Beltrán, más conocido por su nombre artístico Loquillo, tampoco se muerde la lengua. Su posición de músico reconocido hace probablemente que pueda hablar con más libertad que otros. El rockero nacido en el barrio de El Clot, en Barcelona, llegó a decir que a él “no le roba España sino los Pujol y Millet”, en referencia al expresidente de la Generalitat y el exdirector del Palau de la Música.

LOQUILLO 770x434

Loquillo en una imagen de archivo

Loquillo tampoco ha entrado al juego que exige solidarizarse con las personalidades que se han fugado de España para no afrontar sus procesos judiciales. Respecto a la situación de Valtonyc, huido en Bélgica, afirmó en una entrevista a El Mundo que “le importa un rábano que un rapero como Valtonyc entre en la prisión”.

El artista, como Rosalía o Poveda, es de los que visitan los medios audiovisuales catalanas en contadas ocasiones y que no gozan de la visibilidad que tienen otros pese a ser catalanes. En su caso, sorprende más por su dilata carrera de éxitos. A diferencia de otros cantantes que producen en lengua catalana, como Jaume Sisa o Pau Riba, no ha sido nunca entrevistado en programas como El Convidat, de TV3.

Alfons Vilallonga

El caso del cantante, compositor y actor español Alfonso Vilallonga también es curioso. Pese a ser  el compositor de bandas sonoras de películas como La librería (Isabel Coixet, 2017), Blancanieves (Pablo Berger, 2012) o Princesas (Fernando León, 2005)  es un completo desconocido en los circuitos mediáticos y culturales catalanes.

Maldà State, de Alfonso Vilallonga

En 2013, a modo de sátira política, lanzó un nuevo disco con el tema Estat propi, en el que reivindicaba que era “tan catalán como ellos” y que no era “independentista porque era independiente”. En este trabajo no tenía reparos en hacer mofa del independentismo con su humor irreverente lleno de guiños a otros autores sí reivindicados por el nacionalismo como son Lluís Llach y Marina Rossell.

¿Quiere hacer un comentario?