Menú Buscar
Paul Williamson, vicepresidente de la empresa tecnológica Arm, durante su intervención sobre la seguridad del internet de las cosas y el 'blockchain' en el MWC / CG

La seguridad en el internet de las cosas: ¿es el ‘blockchain’ la solución?

Expertos coinciden en el Mobile World Congress en que la ‘ciberseguridad’ es una de las principales asignaturas pendientes del sector

26.02.2018 13:38 h.
5 min

Internet ha accedido a todos los ámbitos de la vida cotidiana. Ya no sólo está en el ordenador y en el móvil, también ha entrado en los coches, en los relojes, la televisión, el sistema eléctrico, la climatización e incluso los electrodomésticos. Es el internet de las cosas: los aparatos que se usan en la vida cotidiana están conectados digitalmente entre sí. Además de hacer la vida más cómoda y fácil, el internet de las cosas recoge infinidad de datos y los emite a tiempo real.

El principal reto de este sector es la seguridad, tema del que han hablado varios expertos en la primera jornada del Mobile World Congress (MWC), que se celebra del 26 de febrero al 1 de marzo en Barcelona. “La ciberseguridad no está en buena forma, es el salvaje oeste”, asegura Paul Williamson, vicepresidente de la empresa tecnológica Arm. Una de las soluciones a las que señalan los especialistas es el blockchain.

¿Qué es el ‘blockchain’?

El blockchain es, literalmente, una cadena de bloques. Se trata de una base de datos enorme con información sobre todos los participantes en la red y las transacciones que realizan, sea cual sea el sector. Todos los actores que toman parte en el blockchain tienen acceso a esta información, que está encriptada y no puede modificarse. Por tanto, todos pactan que estos datos son veraces.

Como explica Anoop Nannra, el director de blockchain de la empresa de telecomunicaciones Cisco, este mecanismo permite “tomar decisiones sobre datos objetivos y seguros”. Se creó en el sector financiero, en concreto, con la criptomoneda bitcoin. Poco después empezó a entrar en nuevos mercados hasta que hace poco más de un año comenzó a introducirse en el mundo real.

Anoop Nannra, el director de blockchain de la empresa de telecomunicaciones Cisco, durante su intervención en el MWC / CG

Anoop Nannra, el director de blockchain de la empresa de telecomunicaciones Cisco, durante su intervención en el MWC / CG

Las amenazas

Los expertos presentes en esta edición del MWC coinciden en que el primer paso para aumentar la seguridad del internet de las cosas es identificar cuáles son las amenazas. Después, hay que construir la solución a estos riesgos y, finalmente, implementarlas. Pero la seguridad no sólo tiene que estar en el origen de los datos, en el aparato --tanto software como hardware--. También es importante proteger estos datos mientras son transferidos a la nube y una vez se almacenan allí, donde pueden permanecer durante décadas.

Según Seshu Madhavapeddy, director de Producto de la compañía de tecnología móvil Qualcomm, los principales peligros en ciberseguridad para el internet de las cosas son la identidad --reconocer al interlocutor y saber con seguridad que no es un tercero desconocido-- las contraseñas, la modificación de los códigos y el falso sentimiento de seguridad.  

La magnitud del internet de las cosas

Precisamente la transformación digital significa que hay muchos más aparatos conectados, muchos más proveedores de soluciones digitales, muchos más datos disponibles y muchas más transacciones. De hecho, la vicepresidenta de Desarrollo Corporativo y Estrategia de la empresa de redes móviles Syniverse, Erin Linch, ha aportado algunos datos para comprender la magnitud del internet de las cosas.

En un segundo, se envían 2,6 millones de mails, se hacen 62.000 búsquedas en Google y se procesan 24.000 GB de datos. Las empresas se gastarán entre 2017 y 2021 un trillón de dólares en ciberseguridad. Sin embargo, los ataques en la seguridad son cada vez más habituales y graves. Su coste asciende a seis trillones de dólares cada año. Los aparatos conectados también son cada vez más. El objetivo del sector es que en 2035 se alcance un trillón en buenas condiciones de seguridad.