Menú Buscar
De izquierda a derecha, los directivos de Seat Matthias Rabe, Luca Meo y Alejandro Mesonero, durante la presentación del Seat Tarraco / EFE

Seat apuesta por el segmento del coche familiar principal con el nuevo Tarraco

La compañía prevé cerrar el año con cifras récord y señala la tecnología y la sostenibilidad como sendas de crecimiento para el futuro

7 min

Seat está cansada de ser vista como una firma de utilitarios. Por ello, la empresa española espera que el nuevo modelo Tarraco desempeñe “un papel fundamental” en el fortalecimiento de la marca, principalmente, en el segmento de primer coche familiar. El presidente de Seat, Luca de Meo, señaló en la presentación del nuevo SUV ayer en Tarragona que la marca siempre ha sido tenido en cuenta por el consumidor como “un fabricante de coche pequeño”. Sin embargo, las características del Tarraco ayudarán a cambiar esta percepción.

De Meo ha señalado que el nuevo modelo “puede ayudar a reforzar la marca en el sector del primer coche de familia" y "alejar la idea de Seat como una marca de coches utilitarios”. La capacidad del interior del coche, que será de cinco o siete plazas, la conectividad con aplicaciones de base tecnológica y los sistemas de apoyo a la conducción son algunas de las características que ayudarán a este objetivo. Al mismo tiempo, De Meo ha destacado el impacto que tendrá en un futuro la apuesta actual por la calidad, la conectividad y los motores híbridos y eléctricos. Tres sectores que destacan como claves en el horizonte de la movilidad y de la propia compañía.

Cifras récord a final de año

La trayectoria de ventas de compañía perteneciente al grupo automovilístico alemán Volkswagen es la señal que les hace ser positivos en cuanto a las cifras de final de año. La compañía ha apuntado a que el crecimiento de las ventas entre enero y agosto ha sido un 22% superior interanual y se muestra convencida de que cerrará el ejercicio 2018 “marcando un nuevo récord”, después de tres años batiendo sus propios registros.

También en este terreno esperan que el Seat Tarraco tenga un papel importante como coche del rango Premium. Esperan que se posicione entre los cinco modelos más vendidos de la compañía gracias a la demanda creciente por parte de los usuarios, pero además, ven su nuevo SUV como el modelo que favorecerá el crecimiento del excedente económico. La motivación para crear el Tarraco, según ha expresado De Meo, era una mezcla entre aprovechar el tirón de este tipo de vehículos e “invertir en un producto que genere márgenes” para “pagar inversiones futuras” dentro de las tendencias de desarrollo de nuevos vehículos. El directivo apunta, sobre todo, a la conectividad, la automatización y al vehículo eléctrico como los sectores a desarrollar.

El futuro del sector es eléctrico

Matthias Rabe, vicepresidente de desarrollo de Seat, ha detallado que la compañía pretende realizar un lanzamiento nuevo “cada seis meses” hasta el horizonte 2020. Este año será decisivo, ya que es el límite marcado para que la automovilística lance su primer coche eléctrico al 100%. Pero hasta entonces, el híbrido será el sistema de propulsión que reinará en la transición hacia el coche de cero emisiones. La estrategia pasará por abarcar las diferentes opciones de energía con las que cuenta el mercado del automóvil, aunque desarrollarán con especial interés aquellas opciones respetuosas con el medio ambiente. “Creemos en el potencial de crear nuevas formas de propulsión”, un detalle que De Meo ha señalado como “básico” en la estrategia de Seat.

Una de estas nuevas fórmulas es la del motor híbrido de gas, un sistema que combina la propulsión con gasolina y con gas natural comprimido procedente de residuos orgánicos. La tecnología de gas natural aplicada a la movilidad es una “evolución natural” de los sistemas de propulsión para Seat dentro de los modelos híbridos y, de hecho, ya está disponible a día de hoy en varios modelos, como el León y el Ibiza. La compañía estima que la producción de gas procedente de residuos orgánicos en España en 2020 podrá proveer el fuel suficiente para impulsar 1,5 millones de coches, un 5% de la flota total del país.

Qué pasará con el diésel

El presidente de Seat ha señalado que los modelos híbridos se ofrecen como “un buen sustituto del diésel”, que se encuentra en una posición complicada tras las iniciativas del Gobierno para aumentar los impuestos a este producto. No duda en que los coches de gasoil continuarán siendo un “nicho importante” del mercado, sobre todo en España, pero se encuentra firmemente convencido de que el futuro de la movilidad va por otros caminos. Y confía en que su posición dentro del grupo Volkswagen será beneficiosa a este respecto.

La capacidad del conglomerado “ayudará a que Seat pueda ofrecer a los clientes todas las posibilidades” de motor en una época como la que se avecina, marcada por “una gran cantidad de opciones y tecnologías”, tal como apunta De Meo. Eso sí, habrá que hacer un “ejercicio de pedagogía” hacia los consumidores para que sean ellos los que favorezcan los nuevos modelos de propulsión de vehículos. Reconoce que “es complicado dar a conocer todos los beneficios” de sistemas como, por ejemplo, el de gas natural. Por esta razón propone que todos los agentes sociales en contacto con el sector automovilístico --empresas, administraciones, medios de comunicación, etcétera-- hagan un “esfuerzo” para trasladar estas características a la sociedad.

Destacadas en Business