Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un repartidor de Glovo en Sol durante el estado de alarma / EP

Los ‘riders’ de Glovo irán a la huelga el miércoles tras reducirse a la mitad su tarifa

Los trabajadores creen que las nuevas tarifas hacen descender sus ingresos

4 min

Los repartidores de Glovo se van a bajar de sus vehículos durante toda la jornada de este miércoles porque entienden que la empresa no cumple con los derechos pactados con anterioridad. No solo van a hacer en huelga en España. Riders de Argentina o Perú también protestarán por las nuevas medidas que ha adoptado la compañía.

Concretamente, Glovo ha aplicado una rebaja en las tarifas que les paga a los riders de más de un 50%. La compañía decidió recientemente reducir desde los 2,5 euros por trayecto hasta los 1,20 euros. Fuentes de la empresa remarcan que se ha introducido “cambios en su estructura de pago”.

Equilibrar pagos

Las mismas fuentes revelan que se tiene por objetivo “equilibrar los pagos entre pedidos de corta y larga distancia” ya que “estos últimos compensaba menos debido a la anterior estructura de pago”, algo que niegan los trabajadores. “Nos mandaron un correo electrónico anunciándose las novedades y no pudimos rebatir nada”, insisten los riders.

Pero esta versión no convence a los repartidores. De hecho, en días anteriores varios riders de Madrid ya pararon su actividad a modo de protesta porque no entienden que en plena oleada de pedidos se haya reducido a la mitad sus ingresos. “Estamos trabajando más e ingresamos menos dinero repartiendo las mismas horas”, explican los riders a Crónica Global.

Más pedidos

Los propios repartidores inciden en la carga que tienen durante este mes en el que se ha impuesto el estado de alarma. “Con el acuerdo firmado entre Glovo y Dia nuestros pedidos se han incrementado”, aseveran. 

Con las nuevas tarifas, los riders consideran que es complejo cubrir gastos entre los pagos a la Seguridad Social y las inversiones propias en sus vehículos como gasolina, revisiones o cambio de ruedas. Los trabajadores insisten que durante la crisis del coronavirus hay trayectos que apenas le reportan cinco euros mientras que antes de la alerta sanitaria podían obtener de ocho a diez euros.

Más tiempo en los pedidos

Pero los trabajadores se quejan de que en numerosas ocasiones no sale rentable el tiempo invertido a la remuneración. “Ahora muchos restaurantes están cerrados y nos tenemos que ir más lejos a por el pedido o los clientes nos pillan lejos. En algunas ocasiones nos desplazamos unos 15 kilómetros si contamos la ida y la vuelta”, puntualizan.

En este sentido, Glovo se defiende y recalca que “los cambios en la estructura de pago se están implementando tras haber sido validados con los repartidores, después de recoger todas sus peticiones y consideraciones”.

Bonos ante los paros

Como se mencionaba anteriormente, diversas asociaciones de trabajadores de Glovo decidieron parar en algunas zonas de Madrid. En concreto, los repartidores de Fuenlabrada, Getafe y Alcorcón dejaron de llevar pedidos a los clientes la semana pasada.

Glovo, según denuncian los riders, elevó los bonus por trayectos con suculentas ganancias. “Hubo un momento del día en el que el pago se elevaba hasta un 300 en concepto de bonos”, recalcan los trabajadores.

UGT envía un requerimiento

En pleno conflicto, UGT envió recientemente un requerimiento a Glovo, Deliveroo y UberEats para que no aprovechen el estado de alarma para modificar las condiciones de trabajo, al tiempo que ha reclamado al Gobierno que actúe contra estas plataformas y en favor de los trabajadores.

Según los abogados de los trabajadores de Glovo se está incumpliendo la legislación puesto que se están imponiendo condiciones anteriores a las ya firmadas hace pocos meses.