Menú Buscar
Un comercio en Cataluña, donde se han realizado despidos a trabajadores por el coronavirus / EUROPA PRESS

Lo peor está por venir: habrá otra avalancha de despidos en abril y el PIB caerá un 3% al mes

La economía podría resentirse aún más si los sectores no esenciales no vuelven a la actividad en abril

4 min

Los datos de paro nos han dejado las peores cifras de la historia de un solo mes. Desde el pasado 12 de marzo, tal y como explica el Ministerio de Seguridad Social a partir del 12 de marzo España sintió de manera abrupta la fuerza del coronavirus en materia de empleo. Desde entonces se ha perdido casi 900.000 afiliados y ha cerrado el mes con 18,4 millones de afiliados. Si se toma todo el mes, desde el último día de febrero hasta el último de marzo, el retroceso es de 833.979 cotizantes con empleo.

Por otra parte, el paro aumentó en 302.000 personas en España, siendo el mayor incremento desde que se tienen registro, superando el enero de 2002.

"Los estudios realizados de cara a los meses venideros no son halagüeños y se espera un abril negro. Las cifras previsiblemente serán peores pues en los datos que ahora hemos conocido no están descontados todos los contratos temporales suspendidos y las personas trabajadoras que tengan contratos en vía de ser suspendidos por ERTEs más las que ya estén incluidas en estos procesos. Eso quiere decir que el impacto real lo veremos en los meses de abril y mayo”, señala Javier Blasco, director del Adecco Group Institute.

Nuevos recortes

Las perspectivas, por tanto, son muy negativas. El estudio realizado por la compañía revela que para el próximo mes espera un nuevo recorte de 900.000 empleados y que la cifra de parados ascienda hasta los 3.753.700 con una variación de 590.000 personas. Adecco asegura que lo que sí está claro es que “una vez superada la crisis, habrá sectores que no podrán recuperar el consumo perdido (restauración, hostelería...). 

Juan Carlos Higueras, analista económico y profesor de EAE Business School, recuerda que hay estudios que apuntan a una pérdida de entre uno y dos millones de puestos de trabajo si se cumplen las peores previsiones posibles (un parón económico superior y una extensión del periodo del estado de alarma). En ese caso, “la tasa de paro podría situarse entre el 18% y el 22%”.

Un PIB hundido

Los datos del PIB también van a seguir empeorando. El estudio indica que si la situación de confinamiento se prolonga y no se activan los puestos de trabajos no esenciales, el producto interior bruto podría suponer un retroceso del 3% cada mes.

Recordemos que estudios de Goldman Sachs o el IESE hablan de retrocesos del PIB durante el primer trimestre del año por culpa del coronavirus.

Por otra parte, la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) ha actualizado su modelo PIPred en el que se arroja un su estimación central una tasa de crecimiento intertrimestral del 0,04% en el 1T de 2020 y del -0,90% en el 2T de 2020, que suponen una revisión a la baja respecto a la estimación realizada este miércoles de -0,43 puntos y de -1,37 puntos, respectivamente.

De momento, el Ministerio de Trabajo llama a la calma. Durante la rueda de prensa realizada posterior a los datos de empleo, la ministra Yolanda Díaz no ha querido apresurarse a dar datos. “Solo nos limitaremos a analizar los datos de marzo ya que aún es pronto para prever las consecuencias en semanas venideras”, ha recalcado la responsable de la cartera.