Menú Buscar
Factoría de Talgo en la localidad madrileña de Las Rozas

El 'núcleo duro' de Talgo se rompe en pleno tránsito del AVE a La Meca a Renfe

Tras cobrar el contrato mollar del 'AVE del Desierto', el fabricante de trenes reduce los ingresos un 44% en dos años, a la espera de hacer efectivos 1.000 millones de licitaciones en España

07.03.2019 00:00 h.
7 min

La salida de fondo MCH del capital de Talgo, con la venta del 9%, coincide en un momento en que el fabricante de trenes ha cobrado el importe mollar del ‘AVE del Desierto’ y todavía anda ejecutando, en una fase inicial, los pedidos adjudicados por Renfe, donde el fabricante de trenes cuenta con sendos proyectos valorados en más de 1.000 millones de euros.

Como la propia empresa señalaba, en la presentación de resultados realizada el pasado jueves, esta situación de tránsito se produce en un momento de “menor actividad industrial, con las últimas etapas del proyecto Meca-Medina, y todavía en las primeras etapas del proyecto Muy Alta Velocidad (MAV) en España”.

Ingresos reducidos un 44% en dos años

Una situación que, a nivel de ingresos, se ha traducido en un importante descenso, desde los 580 millones alcanzados en 2016 a los 324 del pasado ejercicio, con un retroceso acumulado del 44%.

Con la salida de MCH se rompe el ‘núcleo duro’ accionarial que, desde hace 13 años --antes y después de la salida a Bolsa de mayo de 2015-- formaban el propio fondo español, la familia fundadora de los Oriol y el fondo Trilantic, que, tras la quiebra de Lehman Brothers, se hizo con un vehículo inversor que contaba con la participación en el capital de Talgo.

El subidón bursátil precipita la venta de MCH

Aunque se han transmitido cierto desconcierto entre los analistas por esta salida, al haberse producido en pleno ‘rally’ alcista de la cotización, con un subidón del 50% en los últimos cuatro meses, es precisamente ese incremento el que ha motivado que la desinversión se produzca en este momento.

“Los inversores financieros tenemos a veces limitaciones de plazo que nos condicionan los horizontes de salida de las empresas”, justificaba la venta José María Muñoz, fundador y socio director de MCH, dejando entrever que, si no lo habían hecho antes, se debía a los grandes altibajos bursátiles registrados por Talgo en los cuatro años posteriores a su salida a Bolsa.

De los 9,25 euros de la salida a Bolsa nunca más se supo

Lo hacía entonces con las acciones a 9,25 euros y no solo no ha superado ese precio en ningún momento, sino que siempre ha estado muy por debajo, moviéndose en una horquilla de entre 4 y 5,5 euros.

Ahora, con los más de 6 euros alcanzados el pasado viernes, MCH entendió que era el momento idóneo para salir de Talgo y hacerlo de manera satisfactoria. Con esos 69 millones recibidos, que se suman a los 90 recibidos en la salida a Bolsa, el fondo creado por José María Muñoz --que ya ha dejado su asiento en el consejo-- y Jaime Hernández Soto rentabiliza por 5 la inversión y obtiene una tasa de rentabilidad anualizada de casi el 38%.

Objetivo de Talgo en 2019: subir ingresos un 10%

A partir de aquí, además de comprobar en unas semanas quién o quiénes han adquirido ese paquete de 12,33 millones de acciones vendido por el fondo MCH, Talgo afronta un 2019 en el que confía incrementar a doble dígito los ingresos, de manera que alcancen los 360 millones de euros.

Para ello, el fabricante de trenes español cuenta con una cartera de pedidos de casi 3.500 millones de euros, aunque no todos los contratos han sido firmados o ratificados.

Contratos pendientes

En esas licitaciones no definitivamente aseguradas estaría el mantenimiento, por 317 millones, de los 30 trenes de alta velocidad que Talgo está fabricando para Renfe, o los 225 millones para suministrar 32 trenes regionales al operador público ferroviario de Letonia, quien, tras revisar el proceso de adjudicación, decidía otorgar el contrato a la checa Skoda tras realizar una valoración sobre el consumo de energía de sus trenes.

Lo que sí están asegurados son los ingresos procedentes del mantenimiento de los más de 2.800 vehículos que Talgo acumula, y que representan el 68% del portfolio, así como los de los proyectos de fabricación y los de esa nueva línea de negocios  --las remodelaciones de trenes-- que ya cuenta con contratos por más de 200 millones de euros.

Últimas entregas del AVE a La Meca

Dentro del negocio de fabricación, Talgo ya ha entregado a las autoridades saudíes 30 trenes del ‘AVE del Desierto’ entre Medina y La Meca, y entregará los 6 restantes de la flota comprometida durante 2019, quedando una opción de fabricar 20 más en el futuro.

Por lo que a los nuevos contratos de Renfe se refiere, la empresa presidida por Carlos de Palacio tiene en curso la ejecución de 30 trenes de alta velocidad, por 580 millones (más los 317 del mantenimiento pendientes de firmar), y la conversión de 13 antiguos trenes-hotel en alta velocidad (con 156 coches), por importe de 107 millones, más la opción de convertir otros 7 trenes por 50 millones adicionales. Total, más de 1.000 millones en contratos con Renfe.

Y el último proyecto, firmado el pasado mes de febrero, se ha convertido en una operación de importancia estratégica. Se trata de la fabricación, por 550 millones de euros, de 23 trenes para la pública alemana Deutsche Bahn. Suministro que se enmarca en un acuerdo marco otorgado a Talgo, que considera el suministro de hasta 100 trenes, por un valor total de 2.300 millones de euros.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información