Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada de la sede de Indra ubicada en Madrid / EUROPAPRESS

Indra ganó 143 millones en 2021, con récord histórico de ingresos

La compañía también registra máximos de siempre en volumen de cartera y recuperará el dividendo tras nueve años

2 min

Indra volvió a la senda de la rentabilidad en 2021, ejercicio que cerró con beneficios de 143 millones de euros que, además, se sitúan un 18% por encima de los obtenidos en 2019, último año antes de la pandemia.

Las cuentas, publicadas este miércoles tras el cierre de la sesión bursátil, reflejan además un récord histórico de ingresos, con un total de 3.390 millones de euros, lo que supone un incremento del 11,4% en relación con los del pasado año.

Cartera en máximos

Asimismo, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) ha sido de 349 millones de euros, un 351% más que en 2020, con un margen del 10,3%, lo que supone un aumento de 7,8 puntos respecto al ejercicio anterior.

La compañía ha terminado el año con un récord de cartera, con proyectos por 5.459 millones de euros, una subida del 4,4% interanual, si bien la contratación neta en el último año ha descendido un 3,7% hasta los 3.714 millones de euros.

Notable recorte de deuda

España ha sido el principal mercado para Indra, en el que ha obtenido algo más de la mitad de los ingresos reportados.

Mientras, la compañía ha reducido a más de la mitad su deuda neta, que se sitúa en 240 millones de euros, con una ratio deuda/Ebitda más que cómoda de 0,8 veces.

Regreso del dividendo

Gracias a este desempeño y las perspectivas de futuro, Indra recuperará el dividendo, tras nueve años sin retribuir a sus accionistas. El primer pago, de 15 céntimos de euro por título, está previsto para el próximo mes de julio.

Los consejeros delegados de la firma, Cristina Ruiz e Ignacio Mataix, han asegurado que se trata de "un año histórico" por las múltiples magnitudes que han terminado el año en cifras récord para la empresa.