Fridman coloca a Stephen DuCharme en la presidencia de Dia

El nuevo propietario reconoce que la cadena retrocederá hasta un 38% el Ebitda en 2018, de 568 millones en 2017 a 350

Stephen DuCharme, hombre fuerte de MIkhail Fridman, nuevo presidente de Dia
15.10.2018 14:31 h.
2 min

Movimientos imparables en Dia en la antesala de la toma de control por parte el magnate ruso Mikhail Fridman. Este lunes, el consejo del grupo ha aceptado la dimisión de la presidenta Ana María Llopis y nombrado vicepresidente a Stephen DuCharme, que ejercerá el cargo de presidente, de manera provisional, hasta que se elija al sustituto de Llopis, que permanecerá de consejera hasta el 31 de diciembre de 2018.

Con el ascenso de DuCharme, mano derecha de Fridman, Richard Golding y Mariano Martín pasan a ser vicepresidentes segundo y tercero, respectivamente.

Además, a propuesta de Letterone –el holding luxemburgués a través del que Fridman controla Dia--, también se ha nombrado consejero a Sergio Ferreiro Díaz, cuyo cargo será sometido a la preceptiva aprobación de la próxima Junta General de Accionistas.

Caída del Ebitda un 38% en 2018

Asimismo, el Consejo ha decidido comunicar que, a raíz de un proceso de revisión de las estimaciones del cierre financiero de 2018, Dia rebaja sus estimaciones de resultados para el presente ejercicio.

Atendiendo a una caída del volumen de ventas, que también ha impactado el margen bruto, y a un incremento de los gastos operativos, Dia estima que el EBITDA ajustado previsto para 2018 se situará en un rango entre 350 y 400 millones de euros, comparado con 568 millones de euros en 2017.

Impacto de 70 millones por nueva norma contable

La estimación anterior no incluye el impacto que pudiera derivarse de la inminente aplicación de la norma contable IAS 29 para economías hiperinflacionarias, que será de obligatoria aplicación para Dia y su grupo desde el tercer trimestre de 2018 debido a su actividad en Argentina.

Como consecuencia del citado proceso de revisión, Dia considera que deben incorporarse determinados ajustes a los estados financieros consolidados 2/2 correspondientes al ejercicio 2017, que se estima podrían tener un efecto patrimonial negativo por un importe aproximado de 70 millones de euros. Por ello, el consejo ha resuelto dejar en suspenso la política de reparto de dividendo para el próximo ejercicio 2019.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información