Menú Buscar
Protesta de trabajadores contra un ERE en Cataluña, en una imagen de archivo / EFE

Casi 6.200 personas fueron despedidas por un ERE en 2019 en Cataluña

Los trabajadores que se quedaron sin empleo por un expediente colectivo aumentan el 162% en el último año en la comunidad autónoma

3 min

Los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) afectaron a 6.179 personas en Cataluña durante 2019. Los trabajadores despedidos por este tipo de procedimiento colectivo aumentaron el 161,9% frente a 2018, según los datos del departamento de Trabajo de la Generalitat de Cataluña. 

El número de empleados sin trabajo a causa de un ERE del último ejercicio es el más alto desde 2013, cuando se superaron los 8.000 despidos por esa causa. Refleja, además, un cambio de tendencia respecto a los últimos años, ya que hace seis años que no se superaba la barrera de los 5.000 despedidos por ERE y hace cuatro que se encontraba en descenso o en estabilidad.

ERE preventivo

Tanto desde el Govern como desde los sindicatos revelan como dato destacado la puesta en marcha de ERE "preventivos" provocados por los procesos electorales durante 2019 y su posible afectación en el terreno laboral. El departamento de Trabajo catalán asegura, en declaraciones a El Periódico, que estos expedientes de regulación "han sido provocados por las incertidumbres de la situación política en Madrid, y a la vez, por los anuncios de endurecimiento de la normativa laboral".

Las organizaciones sindicales aseguran que este tipo de ERE refleja la permisividad de la legislación para despedir a los trabajadores, sobre todo desde la reforma que introdujo el Gobierno del PP. Hace unos meses --cuando varias empresas de Cataluña anunciaron casi de forma continuada procesos de despido colectivo-- el consejero de Trabajo de la Generalitat, Chakir El Homrani, pidió al Gobierno que se recuperara la autorización de la Administración para que los ERE se llevaran a cabo, que desapareció en 2012. 

La industria catalana, sector del ERE

Aunque los ERE han afectado a empresas de muy diversos sectores --desde Caixabank hasta Vodafone, pasando por Bimbo y Bayer--, la industria es uno de los que más ha sufrido. Los sindicatos han señalado su "preocupación" por esta tendencia y han reclamado medidas al Govern para frenarla.