Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vista panorámica de Barcelona. Sector inmobiliario / EP

El encarecimiento de hipotecas y materias primas amenaza con poner fin al oasis inmobiliario

El riesgo de subida de tipos y los altos costes de construcción ponen freno a la recuperación del sector

4 min

La inflación amenaza con poner fin a los niveles extraordinarios de actividad que ha registrado el inmobiliario español en los últimos meses. La anticipada subida de tipos por parte del BCE, el consecuente encarecimiento que comportaría para las hipotecas o los altos costes de construcción son actualmente algunos de los principales temores del sector.

La consultora Deloitte ha identificado como riesgos el "periodo inflacionista" en el que nos encontramos o su "posible continuidad" por el bloqueo de puertos chinos confinados como Shanghái. También el "incremento de los costes de construcción" y "la ralentización en la compra de deuda soberana por parte del BCE, que puede comportar un incremento de tipos de interés que veremos posteriormente en el mercado hipotecario en España", según ha detallado Miguel Ochoa, senior manager de Deloitte Financial Advisory, en una presentación conjunta con los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) de Cataluña en el Círculo Ecuestre de Barcelona.

La presentación de API y Deloitte sobre el mercado inmobiliario en el Círculo Ecuestre de Barcelona / VR - CG
La presentación de API y Deloitte sobre el mercado inmobiliario en el Círculo Ecuestre de Barcelona / VR - CG

¿Hipotecas más caras?

Una de las mayores preocupaciones en el mercado inmobiliario es qué pasará con las hipotecas, cuyas cifras históricas han propulsado las transacciones en los últimos meses. Alberto Valls, socio responsable de Real Estate de Deloitte España, ha descrito un “pequeño repunte” en los costes de financiación, aunque sin llegar a cortarse el grifo de liquidez: “De momento no está ocurriendo”.

Más allá de estos riesgos, Valls ha dado por buenas las previsiones de crecimiento económico de en torno al 4,5% y  ha destacado que aún hay una situación de “confianza” y “crecimiento” en la economía. A ello hay que añadir la “voluntad de no perder el momento de los costes de financiación” en el mercado inmobiliario ante la amenaza de una subida de tipos que se traduciría en un encarecimiento del precio inmobiliario.

Fiebre ecologista

Otra de las tendencias del mercado es el creciente protagonismo de los proyectos sostenibles. Agustín Manzano, manager de Real Estate de Deloitte España, ha aconsejado a las compañías inmobiliarias que hagan “una plan que tenga una estrategia de gobernanza social, medioambiental y corporativa que se cruce” con su modelo de negocio.

Según el consultor, se trata de prever cuáles serán las exigencias de la demanda en los próximos meses y años y avanzarse con una estrategia propia. Según los estudios de la firma, tres de cada diez compañías del sector ya tienen planes en esta línea; el 65% ya tienen exigencias en materia medioambiental, pero solo el 46% ha empezado a gestionarlas.