Menú Buscar
La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie (c), con los representantes de la candidatura independentista a la Cámara de Comercio de Barcelona Eines de País / EFE

Las 30 empresas que han tomado la Cámara de Barcelona apenas facturan 46 millones

La plantilla conjunta de las compañías integradas en la candidatura Eines de País, impulsada por la ANC, es de 240 personas

20.05.2019 00:00 h.
7 min

El sorprendente resultado de las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona supone un vuelco radical para una institución empresarial centenaria. A partir de ahora, la corporación barcelonesa estará controlada por Eines de País, la candidatura de la ANC y el Cercle Català de Negocis. Se compone de 40 micropymes y autónomos y su representatividad de la actividad económica del territorio es harto discutible, a tenor de las magnitudes que lucen los integrantes.

La única excepción de las 31 sociedades que han conseguido una silla en el plenario de la organización empresarial es la cadena de supermercados Bon Preu, capitaneada por Joan Font. El año pasado giró 1.347 millones y cuenta con 7.400 asalariados. Cabe tener presente, sin embargo, que concurrió a los comicios con una doble candidatura, ya que también apoyaba a la formada por Enric Crous y José María Torres por su vinculación con la patronal nacionalista Femcat. Son las peculiaridades de este tipo de elecciones: se puede apostar doble, incluso triple.

La facturación agregada de las 30 restantes se cifra en 46 millones de euros, lo que da un promedio de 1,5 millones por cabeza.

La sociedad de Joan Canadell

Pero no todas alcanzaron semejante nivel. Hasta 23 de ellas no llegaron a 1,5 millones. El adalid y uno de los cuatro presidenciables de la candidatura, Joan Canadell, ha ganado la poltrona por medio de su sociedad Iniciatives Canadell, cuyas ventas anuales se limitan a 132.000 euros. El líder de la organización durante los próximos cuatro años se elegirá la próxima semana. 

Joan Canadell (d) vota en las elecciones a la Cámara de Comercio / TWITTER

Joan Canadell (d) vota en las elecciones a la Cámara de Comercio / TWITTER

La relación incluye otras 12 empresas que registraron una cifra de negocio entre los 200.000 euros y un millón. Se trata de Plásticos PinedaTruckcatJaume Giró i GiróRapid y Segur Assistència de la LlarInstaquatreSaileforners Llonch Clima.

Plantilla media de ocho personas

Otras cuatro firmas ingresaron menos de 200.000 euros: Integración de Sistemas WenImplica2 Consulting ServiciosPere Quart y Consultoria d'Espais Nuri i Sergi.

El récord de anemia facturadora lo ostentan otras dos sociedades. Una es The Black Swan Family Office, de El Masnou, dirigida por Alberto Pont Serrano, cuyas entradas se limitaron a 12.291 euros. Y la otra, Nurbur XXI, de Caldes de Montbui, propiedad de Roser Xalabarder Sagalés, que no facturó ni un solo euro tanto en 2017 como en 2016.

Pero el dato más llamativo es que las 30 firmas suman una plantilla de empleados fijos de 240 personas. La media es, pues, de ocho trabajadores.

Sector de la automoción

El hecho de que en las elecciones camerales cuenten por igual los votos de todos los participantes, con independencia de su tamaño, ha provocado peripecias chocantes.

Por ejemplo, los colosos automovilísticos Seat y Nissan, que suman en conjunto 20.000 empleos, han quedado fuera del ente cameral. En 2018 contabilizaron volúmenes de negocio de 10.200 y 3.390 millones de euros, respectivamente. En su epígrafe ha ganado Truckcat, de Santa Eugènia de Berga, en la comarca de Osona, en la denominada Cataluña profunda. Su facturación se reduce a 300.000 euros, con dos empleados en nómina.

Ocho empresas en Barcelona

De los 31 representantes de Eines de País que ocuparán una plaza en la organización de dinamización empresarial, ocho tienen su sede en Barcelona. Los otros 22 proceden de Badalona, Bigues i Riells, Cabrils, Caldes de Montbui, El Masnou, Les Masies de Voltregà, Mollet del Vallès​, Sant Cugat, Sant Feliu de Codines, Sant Feliu de Llobregat y Sant Pere de Ribes.

Elisenda Paluzie (c) en la presentación de la candidatura de la ANC para las elecciones de la Cámara de Comercio de Barcelona junto al actor Joel Joan y el presidente de Pimec Vallès Oriental, Pere Barrios / CG

Elisenda Paluzie (c) en la presentación de la candidatura de la ANC para las elecciones de la Cámara de Comercio de Barcelona / CG

Los datos económicos transcritos revelan que la histórica entidad cameral de la capital catalana pasa a estar dirigida por capas sociales más modestas. La práctica totalidad de los dirigentes de dichas firmas son unos perfectos desconocidos en el mundo de los negocios y ni siquiera habían pisado antes la Cámara.

Semillas Fitó entra con una firma familiar

Los más relevantes por la dimensión de sus acervos, al margen de Bon Preu, son Antonio y Jaime Fitó Morató, que entran en la Cámara por medio de Pere Quart SL. Es ésta una sociedad patrimonial que alberga en su balance varios inmuebles, entre ellos la sede de su grupo, ubicada en la calle Selva de Mar, en la barriada barcelonesa de Sant Martí de Provençals.

Los hermanos Fitó Morató son los propietarios de la compañía Semillas Fitó, de Barcelona, una multinacional y referente en el mundo de la producción de semillas de plantas agrícolas y hortícolas.

Multinacional agrícola

Sus ventas rondan los 80 millones, de los que tres cuartas partes provienen de las exportaciones. Los envíos se dirigen a 70 países, con fuerte predominio de los hispanoamericanos. El otro tercio procede del mercado español. El patrimonio social se eleva a 90 millones.

Curiosamente, pese a que los hermanos Fitó forman parte de Eines de País, cuyo objetivo cardinal reside en la implantación de la “república catalana”, la web de Semillas Fitó sólo está en castellano e inglés. En ella, el grupo reivindica que es una “multinacional española fundada en 1880”.

Hace cuatro años, los hermanos Fitó cedieron el mando a la siguiente generación, encarnada en Eduard Fitó BaucellsEulalia Fitó Castell y Xavier Fitó Baucells. Los tres ejecutivos desempeñan respectivamente la presidencia, la vicepresidencia y una de las vocalías de Semillas FitóAntonio y Jaime Fitó Morató se mantienen como consejeros.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información