Menú Buscar
Dos trabajadores desmontando en Fira Barcelona tras la cancelación del Mobile 2020 / EP

La crisis del coronavirus empaña la prórroga del MWC: “La preocupación es quién llegará a 2021”

La restauración alerta de que la renovación no es un "paliativo" para el sector, mientras Ayuntamiento y Generalitat subrayan la "confianza" de GSMA en Barcelona

José Luis Escalante / Estefania Oliver
5 min

El anuncio de GSMA, organizadora del Mobile World Congress (MWC), de prolongar la celebración en Barcelona del evento hasta 2024 ha sido acogido con frialdad por los restauradores, uno de los gremios más sacudidos por la crisis del coronavirus. Aunque el sector manifiesta que la renovación es una “buena noticia”, sus dudas actuales se centran en afrontar los efectos de la pandemia en sus negocios y la incertidumbre de si muchos de ellos podrán resistir hasta la edición de la feria de tecnología móvil del año que viene.

“La preocupación está en quién llegará al MWC de 2021. Estamos inmersos en una crisis económica profunda, con la hostelería en la UCI. Que el MWC se renueve un año más no es paliativo para el sector”, asegura el director del Gremio de Restauración de Barcelona, Roger Pallarols, que detalla que muchas empresas tendrán que acometer reajustes de plantilla tras la vuelta a la actividad, al tiempo que insta a las administraciones a que se apliquen aplazamientos de impuestos.

'Roto' de 500 millones

El pasado miércoles GSMA confirmó la prolongación del MWC en Barcelona por un año más, hasta 2024, lo que se entiende como una compensación a cuenta de la cancelación del evento este año por la crisis del coronavirus. La edición de 2020, prevista entre el 24 y el 27 de febrero, esperaba más de 110.000 espectadores y estimaba un impacto económico de 492 millones de euros en la ciudad. Su anulación dejó tocadas las cuentas de restaurantes, hoteles o transporte, que tenían previstas contrataciones adicionales para hacer frente a la alta demanda de esos días.

"Este acuerdo es una gran noticia para Fira, para la ciudad y para todo el país y más en estos momentos tan complejos”, manifestó el presidente de la institución ferial, Pau Relat, en un comunicado. Sin embargo, Pallarols destaca que “Hoffman ya apuntó en esta decisión, por lo que la noticia hubiera sido que renueven hasta 2030, no un año más”.

Dos chicos cocinando menús para hospitales en Fira Barcelona por el Covid-19 y tras la cancelación del Mobile / EP
Dos chicos cocinando menús para hospitales en Fira Barcelona por el Covid-19 y tras la cancelación del Mobile / EP

Ayuntamiento y Generalitat 'bendicen' la renovación

Más allá de la restauración, el año extra que ha ofrecido GSMA ha sido muy bien recibido por parte del Ayuntamiento y de la Generalitat. Así, este jueves el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, subrayaba el mensaje de confianza que eso significa y no descartaba una posible renovación del contrato actual para albergar el congreso más allá de dicha fecha. Asimismo, el consejero catalán de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, ha subrayado a Crónica Global que esta prórroga supone “una gran noticia no sólo para Barcelona, sino también para Cataluña”. El motivo al que alude es que esta decisión permite mirar con algo más de optimismo el futuro tras el duro golpe que ha supuesto la crisis que ha provocado el coronavirus.

“El nuevo acuerdo tiene un impacto tangible de más de 400 millones de euros de beneficio para todo el tejido productivo y de servicios que mueve el congreso. Hablo de restaurantes, hoteles, taxis y, en general, el sector turístico que, evidentemente, está sufriendo de una manera muy grave esta crisis”, matiza Puigneró.

Abrir la negociación

Pero, para las administraciones, otro beneficio de la extensión del contrato actual es la apuesta clara por Barcelona y Cataluña. “Nos posiciona al frente de las tecnologías más emergentes del mundo”, añade Puigneró. En ese sentido, además, Collboni ha reiterado la confianza de los grandes operadores internacionales en la capital.

Sin embargo, ese año extra no logra solucionar los azotes que dibuja la alerta sanitaria por el Covid-19. Por ello, también es importante que este acuerdo pueda suponer una puerta abierta a que el Mobile se quede más años en Barcelona. “En paralelo a esto, tendremos que abrir la negociación sobre el futuro del Mobile en la ciudad, concluye Puigneró.

Destacadas en Business