Menú Buscar
Una de las tiendas de  Abercrombie & Fitch

La textil Abercrombie vuelve a crecer y factura 42,9 millones

La empresa recorta su plantilla en España de 631 a 507 personas

03.05.2019 00:00 h.
3 min

La empresa de prendas de moda Abercrombie & Fitch, de orígenes norteamericanos, mantuvo el tipo en el mercado peninsular en 2018 y logró un aumento de las ventas de 41,3 a 42,9 millones. Los resultados económicos no siguieron la estela alcista de las ventas y experimentaron una flexión de 1,19 millones a 964.000 euros, con baja del 18%. El resultado se aplicó íntegramente a reservas.

Abercrombie & Fitch posee una sólida estructura financiera, que se refleja en un patrimonio superior a los 17 millones y en la inexistencia de deuda bancaria alguna.

Estancamiento

La compañía gestiona una docena de tiendas de prendas textiles: once con la marca Abercrombie & Fitch y una Hollister. Los establecimientos expenden ropa "urbana", con un repertorio que incluye camisas de punto y tejido, sudaderas y pantalones vaqueros, amén de tejidos, ropa de abrigo, productos para el cuidado personal y accesorios.

La primera de las tiendas se inauguró en el centro comercial La Maquinista de Barcelona, durante el verano de 2010. La multinacional estadounidense urdía planes para extender su marca por las principales capitales españolas.

Sin embargo, casi diez años después de su estreno en el mercado peninsular, el número de tiendas permanece estancado desde hace tiempo, con la consecuencia de que las ventas no acaban de despegar.

Directivos fugaces

De hecho, la firma todavía anda lejos de los máximos logrados cuatro ejercicios atrás, tal como se puede ver en la tabla anexa.

ABERCROMBIE & FITCH ESPAÑA EN CIFRAS (en millones de euros)
Año Ventas Resultado Plantilla
2018 42,9 0,964 507
2017 41,3 1,19 631
2016 41,9 1,1 693
2015 40,7 0,194 770
2014 46,2 1 1.234
2013 43,1 1,4 1,129
2012 21,3 -0,598 896

Además, en 2018 la plantilla volvió a sufrir un fuerte recorte de más de 120 puestos de trabajo, para quedar en 507 personas. Éstas son menos de la mitad de las que albergaba en 2014.

Otro motivo que explica el parón del giro de la casa es el constante baile de primeros ejecutivos que la han dirigido tras su arribada a España. Desde la constitución de la filial española son once los consejeros delegados que han empuñado las riendas de mando. El último de ellos, Robert Everett Bostrom, cesó a finales del año pasado.

Abercrombie & Fitch Spain no fabrica nada en España. Actúa como distribuidor de las prendas que le suministra otra compañía del grupo, Abercrombie & Fitch Europe, con sede en Mendrisio (Suiza), que a la vez es su accionista.

El conglomerado estadounidense atravesó hace pocos años algunos problemas de resultados. En 2017, incluso se llegó a especular con su venta a un tercero.

Aquellas vicisitudes están superadas y en el último ejercicio su beneficio se disparó hasta los 78 millones de dólares. Las ventas subieron a 3.590 millones, un 3% más. Su red suma 861 tiendas, 663 en el mercado local y 198 en el extranjero.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información