Editorial Océano sigue sumida en pérdidas

El cambio de modelo de negocio está siendo más complicado y costoso de lo previsto

Sede de Editorial Océano en la calle Milanesado de Barcelona
01.11.2018 00:00 h.
4 min

Las nuevas actividades de la editorial barcelonesa Océano no están siendo todo lo exitosas que cabía esperar. La transición del viejo al nuevo modelo de negocio ha resultado un viaje muy costoso. Los gestores de Editorial Océano decidieron en 2014 abandonar la venta a crédito de enciclopedidas y obras de referencia. Tal actividad ha entrado en declive acelerado en toda España por las nuevas tendencias del consumo.

Océano dejó atrás ese negocio y pasó a centrarse en la venta de cursos de formación en línea para sectores especializados, sobre todo en Iberoamérica, su principal mercado. Semejante renglón aporta mayor valor añadido que las enciclopedias.

Antecedentes

La mudanza de un modelo a otro está resultando un proceso complejo, costoso y de difícil digestión. Además, el mercado americano, foco de las actividades, tampoco anda muy boyante.

El corolario de dichas vicisitudes es una fuerte bajada de la facturación y pérdidas muy cuantiosas, que ascienden a más de 88 millones. Los socios están decididos a mantener el nuevo rumbo y no han dudado en aportar los recursos necesarios para mantener a flote la compañía. Océano pertenece a la sociedad de cartera Nodul, de Barcelona, cuyos titulares son los hermanos José y Jorge Lluís Monreal.

Ventas

Los factores citados ocasionaron en 2017 una reducción de la cifra de negocio de 17,5 a 13,8 millones, la más baja que se recuerda en mucho tiempo. Diez años atrás, los ingresos de Océano alcanzaban los 66 millones. El pasado ejercicio, los efectos del ajuste comenzaron a notarse en los resultados, con una poda de las pérdidas de 23,2 a 11 millones.

El aluvión de tinta roja que ha caído sobre el balance, tal como muestra la tabla anexa, deja los fondos propios en 3,8 millones, muy por debajo de la mitad del capital social, que se sitúa en 20 millones. Por tanto, la sociedad entra en causa de disolución. Ello obliga a aportar nuevos recursos. No obstante, existen préstamos participativos de 13,1 millones que se contabilizan como patrimonio, por lo que se soslaya la disolución.

EDITORIAL OCÉANO EN CIFRAS (en millones de euros)
Año Giro Resultado Plantilla
2017 13,8 -11 60
2016 17,5 -23,2 70
2015 21,4 -19,1 89
2014 25,1 -25,1 102
2013 27,5 -16,7 170

Inyecciones

Debido a los malos resultados, la compañía incumplió determinados ratios financieros. Por ello, el préstamo bancario sindicado de 25,1 millones pasó a corto plazo, lo que ha obligado a entablar negociaciones con las entidades. El acuerdo recayó en marzo pasado.

Se ha adecuado el calendario de amortizaciones a la capacidad real de generación de caja. Las nuevas cuotas serán semestrales y el vencimiento se extiende a diciembre de 2023. De forma paralela, el accionista ha aportado 4 millones que se utilizarán para pagar a proveedores. También se han aportado algunos activos inmobiliarios.

Comisión de reestructuración

Las entidades financieras se han avenido al trato, previo cobro de una comisión de reestructuración equivalente al 0,5% de la deuda, a pagar antes de terminar el año.

El balance de Océano alberga participaciones en dos compañías holandesas del sector, que tienen un valor contable de 47 millones.

¿Quiere hacer un comentario?