Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en un acto este fin de semana para anunciar que se retomaban las obras del Túnel de Glóries / AJ BCN

Colau paga dos millones a El Corte Inglés para gestionar su ‘multiconsulta’

La división de informática del grupo de Dimas Gimeno supera la oferta de Telefónica en el concurso

3 min

El Ayuntamiento de Barcelona, capitaneado por Ada Colau, ha adjudicado a Informática El Corte Inglés los servicios técnicos de participación electoral que emprende el consistorio. Una iniciativa que le dotará de un sistema de voto electrónico y de innovaciones tecnológicas para mejorar los comicios presenciales.

Se aborda a través de una concesión de 1,92 millones de euros con IVA repercutido. Los trabajos para llevar a cabo esta digitalización se prolongarán durante un año y nueve meses y afectarán a una de las iniciativas que más ha publicitado el gobierno de Colau, el lanzamiento de la multiconsulta, cuyas preguntas exactas se pactarán en un pleno extraordinario que tendrá lugar el 5 de abril.

Telefónica pierde la licitación

La oferta que presentó el grupo capitaneado por Dimas Gimeno se ha impuesto a la de Telefónica. Así consta en el informe de la mesa de adjudicación del Instituto Municipal de Informática, en el que los 86,51 puntos de la valoración final de El Corte Inglés superan a los 79,55 que recibió la propuesta del grupo de telecomunicaciones.

El gobierno municipal ha criticado a lo largo del mandato las concesiones a grandes compañías. Ha reconocido abiertamente que es partidario de apostar por pymes locales en las licitaciones públicas que aborda, aunque por la configuración de este contrato era muy complejo que compañías de este perfil pudieran pujar por él, indican fuentes empresariales.

Requisitos del contrato

Cabe tener en cuenta que el pliego técnico de la concesión determinaba que el adjudicatario debía encargarse de los servicios y actuaciones técnicas necesarias para “gestionar, proveer, definir, probar, poner en marcha, ejecutar y dar apoyo a los sistemas de información y equipos informáticos que instrumentan una multiconsulta electrónica que el gobierno del Ayuntamiento lanzará anualmente”.

Además, se deberá encargar de ofrecer “apoyo técnico y formación al personal municipal y ciudadanía que atenderá a los participantes antes y durante la consulta”. Unos requisitos que, según los interlocutores consultados, sólo están al abasto de grandes compañías.