Menú Buscar
El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell (i), junto al líder de la Generalitat, Quim Torra (d) / EFE

Canadell culpa al Estado de que Cataluña crezca menos que Madrid

La Cámara de Comercio señala que el “efecto capitalidad” y la falta de inversión en infraestructuras explica que Cataluña ya no sea el primer motor económico

3 min

Cataluña ya no es el primer motor económico de España. ¿La culpa? La culpa la tiene el Estado, según la Cambra de Comercio de Barcelona, que preside Joan Canadell. Todo se debe al “efecto capitalidad” de Madrid, y a la falta de inversión en infraestructuras, que el Gobierno presupuesta, pero luego no se ejecuta. Esa es la versión de la Cámara de Comercio, frente al hecho de que Madrid haya superado en porcentaje de PIB a Cataluña, según el INE: un 19,2%, frente al 19%, con una diferencia de 2.100 millones de euros.¿A qué se debe? Los expertos señalan que el sistema productivo de las dos comunidades es muy diferente. Mientras el peso de la Industria en Cataluña es del 16%, en Madrid es apenas del 8,6%. Cuando la Industria pierde peso, Cataluña lo nota más que cualquier otra comunidad. Sin embargo, el peso de Cataluña en el PIB español es similar en los últimos años, sobre el 19%. Es Madrid la autonomía que ha ido creciendo con más fuerza.

La lucha por las infraestructuras

La Cámara de Comercio, que preside el independentista Joan Canadell, lo ve a su manera. Si las inversiones se hubieran ejecutado, en el capítulo de infraestructuras, “la economía catalana hubiera crecido un 3,3%”, y, por tanto, no hubiera quedado por detrás de Madrid.

El estudio de la Cámara es rotundo: “El grado de ejecución de los presupuestos estatales en materia de infraestructuras se sitúa en el 73,7%, hecho que supone que en Cataluña no se hayan invertido hasta 8.000 millones de euros”. Ese grado de ejecución, sin embargo, es alto, y en muy raras ocasiones, a lo largo de los últimos años, se ha superado.

El líder de la Cámara de Comercio, Joan Canadell (2i), y el presidente de la Generalitat, Quim Torra (C), en la presentación del estudio, sobre infraestructuras catalanas / CG
El líder de la Cámara de Comercio, Joan Canadell (2i), y el presidente de la Generalitat, Quim Torra (C), en la presentación del estudio, sobre infraestructuras catalanas / CG

Un estado propio

“Si Barcelona fuera capital de un Estado, el PIB de la economía catalana se vería incrementado de forma notable por el efecto sede”, se concluye, dejando clara la apuesta de Canadell por un estado propio.

La Cámara de Comercio no olvida la composición interna de las dos economías, con el mayor peso de la industria, por parte de Cataluña, pero no lo ve como un factor esencial, e insiste en la inversión en infraestructuras, sin contar que Madrid se ve beneficiada por el sector servicios, que tiene un peso enorme, del 86,6%, en su PIB.