Menú Buscar
La ministra Nadia Calviño, que ha fichado al dircom de Telefónica / EUROPA PRESS

Calviño apunta a que el PIB creció en 2019 el 2%

La vicepresidenta tercera ha pedido "no caer en la autocomplacencia ni en la depresión colectiva" por los datos económicos

3 min

El PIB creció en 2019 "un 2%", o al menos "todo apunta" a esa cifra, según ha señalado este lunes Nadia Calviño. La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha explicado que durante el cuarto trimestre de 2019 se produjo una "moderada aceleración del crecimiento", por lo que España acabó el año con una expansión más optimista de lo estimado de forma inicial.

Ha recordado en declaraciones a TVE que el Instituto Nacional de Estadística (INE) ofrecerá el dato definitivo esta semana. La confirmación está a la espera de la Encuesta de Población Activa (EPA) que se dará a conocer este martes y de los datos de avance de la Contabilidad Nacional del cuatro trimestre del ejercicio pasado.

Ralentización

"Todos los indicadores indican una ralentización de la economía durante el verano, posiblemente por la incertidumbre del Brexit, pero en el cuarto trimestre ha habido una moderada aceleración del crecimiento", ha señalado la vicepresidenta. También ha subrayado que se observan "menos riesgos a la baja" y una "cierta estabilización de la ralentización".

Calviño ha pedido "no caer en la autocomplacencia ni en la depresión colectiva" por los datos económicos y ha añadido que España arrastra desde la crisis una elevada cifra de desempleo, de déficit y de deuda pública. Reconoce que es necesario rebajar estos parámetros "al mayor ritmo posible" pero "sin poner en riesgo el crecimiento económico ni la reducción de la desigualdades" que aún persisten en el país. 

Presupuestos "cuantos antes"

La responsable económica del Gobierno también ha hablado sobre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, define. "Trabaja al mayor ritmo posible para tenerlos cuanto antes", ha manifstado al mismo tiempo en que ha dejado claro que se trata de un proyecto "prioritario" para el Gobierno.

Con todo, ha dejado en el aire la cuestión central sobre las cuentas públicas del país: qué apoyos buscará tanto PSOE como Podemos en el Congreso para sacar la iniciativa adelante. ¿Se repetirán los de la investidura? Por ahora, el Ejecutivo mantiene la incógnita.