Menú Buscar
Fachada del Banco de España (BdE) / EP

El BdE alerta de la baja productividad del empleo y la alta dependencia del turismo

El supervisor alerta de que en el futuro habrá que aplicar políticas creíbles que reduzcan el endeudamiento en el que va a incurrir el país a causa de la pandemia

4 min

El Banco de España considera que la profundidad de esta crisis "provocará algunos daños persistentes en el crecimiento potencial de la economía española", que "ya era modesto antes de la pandemia”. Esta previsión de su último informe trimestral se une a las anteriores y deja un panorama poco alentador de cara a los próximos trimestres.

El supervisor achaca a dos variables que España tarde en conseguir una recuperación sostenida y rápida a corto y medio plazo: el bajo crecimiento de la productividad y el peso de determinados sectores en el PIB español.

Banco de España avisa de "daños persistentes" en el PIB potencial / EP

El reto de la productividad

De hecho, la institución gobernada por Pablo Hernández de Cos revela que para España “es uno de los retos más visibles” la necesidad de aumentar la productividad. Para mejorar en este aspecto se debe “incrementar la inversión pública y privada en capital humano y tecnológico, revisar el modelo educativo, y favorecer el crecimiento y el dinamismo empresarial”. Además, subraya que la baja productividad contribuye al “aumento de la desigualdad”.

Con este panorama el Banco de España insta al Gobierno a que, “sin demora”, aborde una revisión de las políticas activas de empleo, junto con aquellos aspectos del actual marco regulatorio laboral que "favorecen una excesiva disparidad en el grado de protección de que gozan los trabajadores con contratos permanentes" frente a los temporales, “en los que se ha concentrado el flujo de destrucción de empleo durante la primera fase de esta crisis”.

El turismo, en el punto de mira

También le preocupa el peso de ciertos sectores en la economía de España. El BdE cree que la importancia de la hostelería y del turismo en el PIB lastra al crecimiento sostenido para los siguientes meses. “En comparación con otras economías del área del euro, la estructura sectorial de la economía española presenta un mayor peso relativo de estos sectores”, asevera la entidad.

El turismo y la hostelería tienen un alto índice de temporalidad por lo que “los trabajadores temporales y las pymes son relativamente más vulnerables ante perturbaciones macrofinancieras adversas que los trabajadores indefinidos o las empresas de mayor tamaño”.

El Banco de España sugiere, además de corregir las disfuncionalidades del mercado laboral, "moderar el endeudamiento público y abordar los retos asociados con el envejecimiento de la población, la desigualdad y la sostenibilidad medioambiental”. No obstante, admite y anima a que se recurra al endeudamiento público, de momento, todo lo que haga falta para luchar contra los efectos económicos y sociales de la pandemia.

Unidad política

El gobernador de la institución también insta a los partidos políticos a ponerse de acuerdo en las medidas económicas y pide “pactos de Estado” con “amplios consensos”. 

“La economía española debería gozar de un alto grado de consenso entre los distintos agentes políticos, económicos y sociales, de forma que las bases sobre las que se asiente nuestro crecimiento sean estables y no queden sometidas a los avatares del ciclo político”, firma Hernández de Cos en el resumen económico.