Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE) / EP

El BCE amplía en medio billón de euros el programa de compra de bonos

El organismo emisor prolongará las adquisiciones de deuda soberana nueve meses adicionales y lo revisará en función de la evolución de la pandemia

3 min

El Banco Central Europeo (BCE) ha cumplido los pronósticos al ampliar el programa de compra de bonos relacionado con la pandemia del coronavirus en medio billón de euros adicionales, con lo que alcanza un total de 1,850 billones.

Además, el consejo de gobierno del organismo emisor ha decidido en su última reunión del año extender en el tiempo la adquisición de deuda soberana hasta el final del primer trimestre de 2022, cuando en un principio estaba previsto que concluyera en junio de 2021.

Decepción en la renta fija

La decisión estaba en buena parte descontada por los inversores, aunque ha generado un cierto descontento en los mercados de renta fija, toda vez que los rumores apuntaban a que el incremento del programa podría ser incluso superior, hasta de 600.000 millones adicionales.

Mientras, las principales bolsas europeas, que aguardaban con cierta expectación la decisión del BCE, han reaccionado a la baja aunque de forma moderada. Los indicadores se han dado la vuelta y han pasado de alzas poco significativas a descensos inferiores al medio punto porcentual.

Reinversión de fondos

En paralelo, el BCE también ha extendido en un año, hasta finales de 2023, el plazo de reinversión de los fondos que se obtengan de los vencimientos de todos los activos comprados al amparo del programa.

El organismo ha mantenido sin cambios los tipos de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de facilidad de depósito continuará en el -0,50% y la de facilidad de préstamo, en el 0,25%.

Estabilidad de tipos cero

Al igual que en otros comunicados anteriores, el BCE ha explicado que estima que el precio del dinero se mantendrá en sus "niveles actuales o más bajos" hasta que considere que los pronósticos de inflación "convergen robustamente" con un nivel lo suficientemente cerca, pero por debajo, del 2%.

El emisor estima que el PIB de la zona euro se verá afectado de forma sustancial en el último trimestre por los efectos de la segunda oleada del Covid-19, por lo que se mantendrá alerta en su estrategia de impedir una nueva crisis de deuda.