Menú Buscar
Endre Rangnes, consejero delegado del grupo noruego Axactor

Axactor paga a la banca y Sareb 8.500 millones por deuda valorada en 20.000

El fondo noruego acelera la compra de activos dudosos ante el aumento de la presión regulatoria que exige a la banca más provisiones por sus fallidos

4 min

Axactor, el fondo noruego que desembarcaba en España hace tres años para hacer acopio de carteras de deuda fallida y gestión de créditos impagados, ha acelerado notablemente el cierre de operaciones en lo que va de año, sabedor de la presión regulatoria que la nueva norma contable IFRS-9 está ejerciendo sobre las entidades financieras y la Sareb.

Se junta el hambre con las ganas de comer. Las entidades ni quieren ni pueden seguir provisionando capital por activos a todas luces improductivos, y fondos como Axactor se apresuran a quedarse con ellos con grandes descuentos.

Primero, consiguen la gestión del recobro de estos créditos y, después, con la experiencia adquirida, se convierten en los favoritos para adquirir la titularidad de esa deuda. “A la banca no le gusta gastar tiempo en recobrar la deuda y, en cuanto puede, traspasa el activo”, suele comentar David Martín, uno de los jefes de Axactor en España, el grupo noruego que dirige Endre Rangnes como consejero delegado.

Primero recobro y luego compra de carteras

Fruto de esta dualidad operativa, la de comprar carteras y gestionar la recuperación de deuda, Axactor ya supera los 20.000 millones de euros de deuda gestionada, prácticamente el doble de la que atesoraba a finales de 2017. Con los descuentos aplicados en estas operaciones, de entre el 35% y el 60% sobre el valor nominal, el fondo noruego ha desembolsado unos 8.500 millones.

Las rebajas que determinan el precio final de la operación se establecen en función del activo traspasado. En el caso de los préstamos al consumo sin garantía, “el descuento puede llegar al 60% sobre el nominal", al igual que sucede con los activos adjudicados. "Si existe alguna garantía, la rebaja puede ser inferior al 40%”, comentan desde Axactor.

Primera cartera sin garantía vendida por Sareb

Bajo estas premisas, Axactor acaba de cerrar con Sareb, el banco malo presidido por Jaime Echegoyen, la compra de una cartera de casi 4.000 préstamos sin garantía hipotecaria, valorada en un importe nominal de 2.535 millones.

Se trata del primer portfolio de activos sin garantía que vende Sareb y también la adquisición de mayor volumen realizada hasta ahora en España por el fondo noruego. De acuerdo con las premisas de los descuentos medios aplicados por un activo de estas características, Axactor habría pagado al banco malo unos 1.200 millones.

Pendiente del Fondo de Garantía de Depósitos

La operación con Sareb se produce un mes después de que el grupo noruego dedicado a la gestión de deuda acordara la compra al Banco Sabadell de una cartera valorada en 900 millones. Esta cartera estaría formada por créditos sobre inmuebles procedentes de la antigua CAM, la Caja de Ahorros del Mediterráneo que el Sabadell compró por un euro en junio de 2012 tras recibir 5.200 millones aportados por el Estado a través de varias ampliaciones de capital del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Esta operación, sin embargo, está en cuarentena. Puede darse el caso de que el FGD no asuma el 80% de las pérdidas por su impacto sobre el déficit público.

Y también el pasado abril, Axactor formalizaba con Cajamar y otro banco cotizado no revelado la compra de tres carteras de adjudicados y fallidos por un valor nominal de 250 millones de euros.

El cerrado con Cajamar estaba formado por 600 activos con un valor de tasación de algo más de 30 millones. Mientras que los del banco cotizado aglutinaban 18.000 activos valorados en un nominal de 230 millones.