Menú Buscar
Antoni Vives (c), en una de las últimas declaraciones públicas que hizo a finales de febrero junto al líder del PDeCAT en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias (i), y al entonces hombre fuerte del partido y hoy 'conseller' del Interior, Joaquim Forn

Antoni Vives se queda solo en su consultoría empresarial

El exconcejal convergente imputado en el ‘caso 3%’ impulsa ahora City Transformation Agency sin la colaboración de Maria Sisternas

29.08.2017 00:00 h.
3 min

Revés empresarial a Antoni Vives, el exconcejal de CDC que había sido el hombre fuerte de Xavier Trias y que está imputado por ocho operaciones del llamado caso 3%. El ejecutivo se ha quedado solo en la consultora empresarial que creó a principios del septiembre de 2015, City Transformation Agency.

Maria Sisternas ha dejado “este proyecto empresarial” para concentrarse en “otros activos que me ocupan el tiempo al 100%”, indica a Crónica Global.

Consultora con Jaume Roures

Titulada en diseño urbano y ciencias sociales en la London School of Economics, Sisternas fue la directora de proyectos en los cuatro años en que Antoni Vives ejercía de teniente de alcalde de Urbanismo y Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Barcelona.

Se unió en septiembre al proyecto de su antiguo jefe, aunque tan sólo tres meses después lanzó de la mano de Mediapro, el grupo empresarial de Jaume Roures, otra consultora con un objeto parecido: Mediaurban. Esta sociedad se dedica a la creación de estrategias y soluciones tecnológicas para ordenar las ciudades del futuro.

Experiencia con ‘smart city’

Ambos proyectos se nutren en gran medida de la experiencia que tanto Vives como Sisternas habían conseguido en el Ayuntamiento de Barcelona.

Fue en el mandato de Xavier Trias cuando el Mobile World Congress (MWC) creció de forma sustancial, se creó la Mobile World Capital Barcelona (MWCB) y, a partir de ahí, se puso el acento en que la capital catalana debía ser bandera de las smart city; en aplicar las nuevas tecnologías para facilitar el día a día de la ciudadanía. De hecho, esa fue la gran obsesión de Vives durante el pasado mandato.

Causas judiciales

Planteó abundar en esta actividad con la City Transformation Agency, pero el desarrollo de la consultora topó con las causas judiciales a las que se enfrenta. La sede de la compañía, situada en la carretera de Sarrià a Vallvidrera, fue registrada junto a su domicilio particular en febrero por la Guardia Civil. Los agentes buscaban información sobre la presunta trama de financiación irregular a CDC.

El fiscal le acusa de delitos de alteración de precios y subastas públicas, malversación, prevaricación, tráfico de influencias, cohecho y organización criminal tras analizar varias operaciones del caso 3%.

Más allá de esta causa, también se sospecha que ejerció un papel capital en urdir las presuntas actividades corruptas alrededor de varias obras públicas del ayuntamiento de la capital catalana. Entre ellas, adjudicaciones de la estación de La Sagrega o en las obras de la marina de lujo del Port Vell. Vives siempre ha negado cualquier irregularidad. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información