Menú Buscar
Ana Botín, presidenta del Banco Santander

Los accionistas de Santander y Naturgy cobran 1.330 millones antes de irse de vacaciones

La macrogestora BlackRock recibe casi 60 millones del banco y Capital Group 33 millones de ambas sociedades; Ana Botín percibe 1,3 millones y Francisco Reynés se embolsa 76.000 euros

02.08.2018 00:00 h.
5 min

A nadie le amarga un dulce. Y menos si lo recibe a punto de irse de vacaciones en forma de 1.330 millones de euros. Se trata de la suma conjunta que acaban de cobrar los accionistas del Banco Santander y de Naturgy a cuenta de los beneficios al cierre del ejercicio 2018. Los inversores de la entidad financiera se han repartido 1.048 millones y 280 los de la eléctrica.

Para saber el desglose de este botín basta comprobar en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la actual relación de titulares de las acciones de ambas compañías.

BlackRock, 120 millones en tres meses del Santander

Así, BlackRock, la macrogestora estadounidense dirigida por Larry Fink, es, con diferencia, la que más dinero recibe. El paquete de casi 916 millones de acciones del Santander, equivalentes al 5,7% del capital, le reporta 59,2 millones de euros, prácticamente el mismo importe que percibía hace tres meses, cuando la entidad presidida por Ana Botín abonaba a sus accionistas un dividendo complementario por los beneficios de 2017.

En el caso de Capital Group, una de las tres gestoras de fondos de pensiones más grandes del mundo junto a Vanguard y Fidelity, el abono de dividendos le llega por partida doble. El martes cobraba el de Naturgy y este miércoles el del Banco Santander.

Capital Group, abono por partida doble

El fondo estadounidense, fundado por Jonathan Bell, mantiene en ambas entidades participaciones ligeramente superiores al 3%. Entre un dividendo y otro, un total de 33,65 millones de euros. Casi 31,7 millones de euros por el Santander y cerca de 2 millones por la retribución de Naturgy.

Quien ya no se ha podido beneficiar de los 950 millones repartidos por Naturgy (la antigua Gas Natural) en dos ventanas, el 5 y el 31 de julio, ha sido la petrolera Repsol, que el pasado 22 de febrero ponía fin a 27 años en el capital de la eléctrica. Lo hacía recibiendo 3.816 millones de euros del fondo británico CVC, a cambio del 20% que ostentaba en Gas Natural.

CVC ya rentabiliza la inversión de 3.800 millones

De esta manera, con los dos dividendos recibidos, CVC ya ha podido empezar a rentabilizar la cuantiosa inversión realizada con el abono de 190 millones de euros, el que ha dejado de percibir Repsol. El 5 de julio, por el abono complementario de 0,67 euros por acción derivado de los beneficios de 2017, el fondo británico ingresaba 134,5 millones de euros, y este miércoles otros 56 millones a cuenta de los beneficios de 2018.

El objetivo que persigue CVC en Naturgy es el mismo que buscaba GIP en septiembre de 2016, el fondo de inversión estadounidense que se hacía con el 20% de Gas Natural, al comprar sendas participaciones del 10% a Criteria Caixa y a Repsol por 3.800 millones de euros. Desde entonces, Global Infraestructure Partners acumula, con los 190 millones percibidos en julio, casi 460 millones de euros de dividendo, el 12% de la inversión realizada.

Criteria cobra 232 millones por su 24,4% en Naturgy

También se frotaba en julio las manos Criteria Caixa, el holding que gestiona el patrimonio de la Fundación Bancaria La Caixa, presidida por Isidro Fainé, con el rendimiento de su 24,4% en la nueva Naturgy. Algo más de 232 millones de euros por su paquete de 244 millones de títulos.

A nivel particular, Francisco Reynés, que en febrero dejaba el cargo de consejero delegado de Abertis y era aupado a la presidencia de Gas Natural tras la renuncia de Isidro Fainé, también se ha beneficiado de sus dos primeros dividendos en Naturgy, gracias a las 80.000 acciones compradas el pasado 26 de marzo por las que pagaba 1,51 millones de euros. Títulos controlados a través de su patrimonial Frinvyco que le han reportado 76.000 euros.

En el caso del Santander, su presidenta, Ana Botín, veía cómo sus 20,51 millones de acciones le servían para ingresar 1,33 millones de euros. Menos de los que cobraba su hermano Javier –también consejero del banco—, que recibía 5,15 millones. Otros consejeros relevantes del banco, como Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola European Partners, también se veía beneficiada con casi 40.000 euros por las casi 600.000 acciones (el 0,004% del capital) que tiene del Santander.