Ventajas de las casas prefabricadas de hormigón

Las alternativas a la construcción tradicional se abren camino gracias a las ventajas que presentan

Casas prefabricadas de hormigón
05.11.2018 12:59 h.
4 min

Cada vez son más las personas que optan por una vivienda prefabricada de hormigón en vez de adentrarse en una obra tradicional, y dado el importante crecimiento que este nuevo ámbito inmobiliario está teniendo en nuestro país, cada vez son más las empresas que, como SmartLiving, se lanzan a ofrecer casas prefabricadas que se adaptan a todos los lugares, a todos los usuarios y a todos los precios.

El catálogo de este tipo de casas suele ser verdaderamente amplio, el de SmartLiving se caracteriza precisamente por ofrecer un extenso catálogo de módulos de hormigón de diferentes formas y tamaños capaces de hacer posible cualquier diseño a medida.

Los precios de las casas prefabricadas de SmartLiving también se adaptan a todos los bolsillos, pues los conjuntos modulares de hormigón prefabricados se pueden adquirir desde 125.000 euros por una casa de entre 60 y 90 metros cuadrados aproximadamente, hasta 400.000 euros y más, por casas de 500 e incluso 600 metros cuadrados.

Ventajas de las viviendas prefabricadas

Son más económicas. Se estima que de media, estas casas son entre un 20% y un 34% más baratas que las tradicionales. Esto se debe principalmente a que la mano de obra está más optimizada y genera importantes ahorros de construcción.

Necesitan mucho menos tiempo de elaboración. Se suelen hacer en menos de la mitad del tiempo que las tradicionales, puesto que la mayor parte de la construcción se ha elaborado previamente en una fábrica usando procesos industriales que son mucho más efectivos.

Se pueden personalizar fácilmente. La amplia variedad de formas, tamaños y estilos de los módulos ofrecen un abanico infinito de combinaciones y posibilidades. Además, el cliente siempre tiene la libertad de elegir los materiales, las formas y los acabados.

Consumen menos energía que las viviendas de obra convencional. Puesto que cuentan con la capacidad de generar calor por sí mismas.

Son más respetuosas con el medio ambiente. Las casas prefabricadas están sometidas a un mayor control y regulación en cuanto a la eliminación de residuos, por lo que consumen menos energía y generan mucho menos residuos durante la obra que las construcciones tradicionales.

Cuentan con movilidad. Se trasladan a un terreno determinado llevando a cabo una intervención mínima sobre el mismo, por lo que siempre existe la posibilidad de volver a realizar un traslado en otro momento.

Los trámites para llevar a cabo su legalización son mucho más sencillos. Al igual que cualquier otra vivienda o construcción, las casas prefabricadas también tienen la obligación de tramitar permisos y licencias, con la diferencia de que estos procesos son mucho más rápidos y fáciles de gestionar.

La seguridad y el confort pueden ser exactamente iguales que los de una vivienda convencional. Es evidente que cuanto mayor sea la calidad de los materiales utilizados y mayor sean las exigencias en general, mayor será el precio final de la construcción, pero es importante que la naturaleza de la seguridad y del confort pueda alcanzar los mismos niveles que los de cualquier vivienda de obra tradicional si así se desea.

--

Contenido patrocinado

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información