Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Artur Mas, expresidente de la Generalitat / EUROPA PRESS

El Supremo tumba el recurso de Mas contra la condena del Tribunal de Cuentas por el 9N

El órgano fiscalizador dictaminó que el expresidente de la Generalitat era el responsable de los gastos de la consulta celebrada en 2014

3 min

El Tribunal Supremo ha inadmitido el recurso del expresidente de la Generalitat Artur Mas contra la sentencia dictada por el Tribunal de Cuentas, que en 2019 le condenó por responsabilidad contable en los gastos de la consulta del 9N.

La Sección Primera de la Sala de lo Constencioso-Administrativo ha explicado en una providencia que la inadmisión se debe a que Mas no ha justificado el interés casacional y a que el recurso carece de fundamentación suficiente.

Consulta del 9N

Los magistrados han rechazado, por las mismas razones, los recursos contra el mismo fallo presentados por los ex altos cargos de la Generalitat Joana Ortega, Josefina Valls, Francesc Homs, Jordi Vilajoana, Ignasi Genovés, Jaume Domingo y Teresa Prohias i Ricart.

Los líderes independentistas intentaron justificar los gastos afirmando que el dictamen del Tribunal de Cuentas era "una pretendida vulneración de constitucionalidad, en razón a que los gastos se dirigen al ejercicio de una competencia de la que se afirma no es titular la Generalitat de Cataluña".

Pagar los gastos de la consulta

De esta forma, el Alto Tribunal confirma la sentencia contra Mas, los exconsellers y seis personas más que fueron condenados por los gastos originados por el 9N, cifrados en 4,94 millones de euros. Los líderes independentistas deberán reintegrar a la Generalitat la suma total más los intereses. Es decir, 5,2 millones.

La sentencia del órgano fiscalizador detalla que, más allá de que Mas sea el responsable último, cada uno de los condenados es considerado responsable directo de determinadas cantidades en función de las atribuciones y responsabilidades que asumieron.

Fianzas

Mas y el resto de condenados depositaron 2,9 millones de euros que las organizaciones independentistas Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) y Òmnium Cultural recaudaron a través de la conocida como "caja de solidaridad" y consignaron varios inmuebles como garantía, por lo que dieron por "íntegramente garantizada" la liquidación de la fianza de 5,2 millones impuestos por el tribunal.

Ahora, el Tribunal de Cuentas deberá ejecutar la sentencia, si bien los líderes independentistas tienen abierta la puerta a recurrir a la Justicia europea. Cabe recordar que el órgano fiscalizar también reclama a Mas otros 2,8 millones de euros de aval por los gastos de la acción exterior de la Generalitat, por supuesto desvío de fondos públicos. Una causa que el exlíder de Convergència ha tildado de "persecución" del Estado y un "abuso de poder en toda regla".