Menú Buscar
David Elvira, director del CatSalut, en una conferencia anterior / CG

Sonrojo del 'número dos' de Comín en IESE por el Hospital General

David Elvira, director del CatSalut, se enzarza en una discusión con el público a propósito del coste de la sanidad en la escuela de negocios

3 min

Problemas para el número dos del consejero catalán de Salud, Toni Comín, en un acto en la escuela de negocios IESE de Barcelona. David Elvira, director del Servicio Catalán de Salud (CatSalut) se ha enzarzado en una discusión con el público sobre el coste de la sanidad privada y la pública. El encontronazo ha tenido de fondo la política de desprivatizaciones de la consejería, que defiende con varios argumentos, entre ellos el del ahorro público.

"Hay que abrir el debate sobre el coste-eficiencia de la actividad sanitaria en los centros públicos y privados. ¿Quién opera más barato?", ha preguntado desafiante un directivo presente en la sesión a Elvira.

"No creo que sea pertinente abrir ese debate. La prestación público-privada en Cataluña genera un mercado cautivo con dificultades a la salida de competidores. Crea unas condiciones especiales. No es pertinente", ha respondido el segundo de Comín y también economista. 

Expulsión de centros privados

El intercambio entre Elvira y un miembro del público se ha producido en el 23º Encuentro del Sector Sanitario organizado por la prestigiosa escuela de negocios.

"Si el debate es sobre cuánto cuesta un servicio, tendría que ponerse sobre el tapete la eficiencia financiera de los prestadores privados y los públicos. A los pacientes, en el fondo, no les importa dónde les traten, sino la calidad del tratamiento", le ha espetado el oyente.

"El sistema sanitario privado funciona muy bien cuando hay competencia. En el caso de colaboración con el sector público, la situación cambia: se trata de un mercado cautivo. No es pertinente", ha respondido Elvira.

Alcaldes: sin noticias

La interpelación a Elvira se produce en un momento de incertidumbre en Cataluña sobre el plan de desprivatizaciones que impulsa la Consejería de Salud, que dirige Toni Comín.

El último capítulo ha sido la extraña oferta de compra del Hospital General de Cataluña (HGC), operado por Quirónsalud, por 50 millones de euros. 

Seis días después de que el conseller Comín planteara la operación, los alcaldes de los municipios afectados por la misma, Sant Cugat, Montcada i Reixac, Cerdanyola del Vallès y Rubí, no han recibido una respuesta a la petición de reunirse con el consejero republicano, según ha confirmado el servicio de prensa de una de las corporaciones el jueves.