Menú Buscar
El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell / EFE

Rosell: “Me gustaría saber de quién recibe presiones la Audiencia Nacional en mi caso”

El expresidente del FC Barcelona considera “inexplicable e inaudita” su prisión preventiva, en la que se encuentra desde hace 14 meses

4 min

Sandro Rosell busca el responsable de su situación de prisión preventiva. “Me gustaría saber, en mi caso, de quién recibe presiones la Audiencia Nacional”, ha dicho en su primera entrevista desde la cárcel. El expresidente del FC Barcelona ve “inexplicable e inaudito” que lleve 14 meses en Soto del Real cuando todavía no se ha llevado a cabo el juicio por los delitos de los que se le acusa, blanqueo de dinero y pertenencia a una organización criminal.

El empresario defiende su inocencia en todas las causas abiertas contra él. La principal, que investiga el presunto cobro de comisiones ilegales a través de un contrato con la Confederación Brasileña de Fútbol y Nike en 2006, asegura que no se considera delito en el país en el que se produjo, Brasil. “Ninguna de las empresas privadas que participó ha reclamado nada”, añade en una entrevista en El Mundo.

“Lamela me ha condenado”

Continúa en prisión preventiva porque “la jueza [Carmen] Lamela ya me ha condenado y vulnera así mi presunción de inocencia”. Cree que su ingreso en la cárcel tendría que haber sido durante 10 o 15 días, como asegura que ocurre con los demás acusados por “delitos económicos en el sector privado” y pone de ejemplo a Ángel María Villar.

Lo ve injustificado, ya que asegura que “¡¡¡por supuesto que no voy a huir!!!”. Éste es el argumento que da la magistrada para mantenerlo encarcelado en Madrid, que existe riesgo de fuga. “Tengo unos padres mayores, a mi mujer y a mis dos hijas, mis hermanos, cuñados, sobrinos, lo tengo todo en Barcelona, mi ciudad de toda la vida”, dice. Lamela cree que podría dejarlo todo y usar el dinero que tiene en el extranjero –y que él niega poseer– para escapar de la justicia.

La presidencia del Barça

Aunque cree que no ha sido encarcelado por haber ocupado la presidencia del Barça, sí cree que si no hubiera tenido ese cargo no estaría en prisión. “Como presidente del Barcelona me granjeé algún enemigo, como consecuencia de mi compromiso con el club, pero no sé a quién hice tanto daño como para llevar más de 400 días en prisión sin haber sido juzgado”, insiste. Ante las acusaciones de la jueza de “haber hecho del delito una forma de vida”, Rosell se siente “ofendido”, ya que “en casi 30 años como empresario deportivo no he tenido jamás una reclamación comercial”.

El expresidente del Barça también ha hablado del caso Neymar y de las acusaciones de haber comprado un hígado ilegal para el exjugador del club Éric Abidal. Sobre el primero, recuerda que el jueza de instrucción, José de la Mata, ya archivó el caso, que reabrió la Audiencia Nacional. Sobre el segundo, asegura que “cuando me enteré de la noticia no podía dar crédito”. Explica que su interlocutor en las grabaciones “no conoció los detalles de la operación médica, pero que al momento de expresarlo estaba disgustado con Abidal”.