Menú Buscar
Imagen de la UME desplegada en la residencia Matacàs de Sant Adrià / TWITTER

Familiares denuncian 100 muertes en la 'residencia del horror' de Cataluña

El geriátrico privado Matacàs, de Sant Adrià de Besòs, tendrá que volver a ser desinfectado por los Bomberos de la Generalitat

4 min

El horror no cesa en la residencia catalana más afectada por el virus SARS-CoV-2. Familiares de usuarios del geriátrico privado Matacàs de Sant Adrià de Besòs (Barcelona) han hoy miércoles, 6 de mayo, de dos datos inquietantes: las muertes durante la pandemia ya se acercan a las 100. También han advertido de que los mayores residentes en el centro ya son apenas unos 50. El resto han fallecido o han sido evacuados.

Este medio ha contactado con la dirección del centro para cotejar la información. La propia directora ha subrayado que "no harán ningún comentario" a los medios antes de colgar abruptamente el teléfono. Crónica Global también se ha dirigido a la influyente familia Clapés, propietarios del equipamiento para mayores, sin mayor éxito.

Llegando a los 100 muertos y evacuados

Ante el bloqueo informativo, la fuente que sí habla son familiares de residentes. En conversación privada aseguran que los fallecimientos de ancianos durante la pandemia ya rozan los 100. Agregan que en Matacàs Sant Adrià quedan apenas 50 residentes en tres plantas. Antes del envite del patógeno había 170 ancianos. ¿Qué ha pasado con el resto?

"O han muerto, sea a causa del virus u otros motivos, o les han evacuado", insisten. ¿Adónde? "Los paliativos y más dependientes, al Centro Sociosanitario El Carmen de Badalona (Barcelona). A otros usuarios se les ha trasladado a hoteles", insisten. Las voces consultadas lamentan la "opacidad" de la residencia y reiteran "el centro ya ha negado anteriormente las cifras publicadas, como los 60 fallecimientos, antes de acabar admitiéndolas".

Los Bomberos volverán mañana

La obcecación del geriátrico Matacàs de Sant Adrià por no proveer información no es óbice para que no pasen cosas a su alrededor. En el plano institucional, el Ayuntamiento y la Generalitat se han volcado en auxiliar a un centro privado que costaba cerca de 2.200 euros al mes a sus residentes. El consistorio, entiende este medio, ha proporcionado miles de mascarillas y otros fungibles a la instalación, además de colaborar en la desinfección exterior. El Gobierno autonómico ha desplegado a los Bomberos para desinfectar el interior del edificio y separarlo.

Los efectivos antiincendios volverán mañana jueves al geriátrico para, de nuevo, limpiar las dependencias y sectorializar según mayores contagiados con el virus y los sanos. Será la segunda vez. Matacàs, propiedad de la influyente familia Clapés, también recibió auxilio del Ejército, que se desplegó en torno al asilo el 9 de abril. En paralelo a ello, los familiares de los ancianos que han muerto se están organizando y preparan acciones judiciales contra la gerencia de Matacàs. Han acudido a la asociación El Defensor del Paciente quien, a su vez, ha pedido a la Fiscalía Superior de Cataluña que intervenga para dilucidar si se cometió algún posible delito penal.