Menú Buscar
Protesta de vecinos en Sant Vicenç de Castellet, Barcelona, contra las okupaciones / 324

Protesta de un centenar de vecinos en Barcelona contra las okupaciones

Residentes en Sant Vicenç de Castellet se plantan frente a los usurpadores de viviendas

3 min

Nueva revuelta vecinal contra los okupas. Un centenar de residentes de Sant Vicenç de Castellet han salido a la calle para protestar contra los usurpadores de viviendas este viernes

Fue pasadas las 20:00 cuando los vecinos tomaron las calles para denunciar los asaltos violentos a inmuebles que se han producido en el municipio durante los últimos meses. Con cacerolas y gritos de "fuera", han exigido soluciones al consistorio para frenar a los okupas

Cambios legislativos

Como respuesta, la primera edil de la localidad, Adriana Delgado (ERC), ha exigido cambios legislativos para poder erradicar esta problemática, y también a los propietarios de inmuebles vacíos, en muchas ocasiones bancos, que denuncien las ocupaciones. La pasada madrugada se ha vuelto ha registrar una usurpación de un piso en el pueblo, lo que llevó a los residentes a decir basta y concentrarse para pedir soluciones. 

La alcaldesa, quien asegura que comprende la indignación vecinal, y su "importancia", ha pedido serenidad y que las protestas se desarrollen de "forma pacífica". Una manifestación que busca evitar incidentes entre vecinos y presuntos delincuentes, como los que se han producido durante las últimas semanas en algunas localidades catalanas. 

Revueltas vecinales

Entre ellas Premià de Mar, donde hace unos días, residentes intentaron expulsar a tres jóvenes migrantes que ocupaban un piso en la localidad, a quienes acusaban de haber cometido varios robos. En aquella ocasión, un fuerte dispositivo de la policía autonómica estableció un cordón de seguridad tras el lanzamiento de piedras por parte de varios concentrados, que asaltaron el inmueble. Los agentes acabaron trasladando a los chicos a otra localidad, después de que uno de ellos resultase herido.

Un incidente parecido se repitió en Llançà, Girona, donde un centenar de vecinos se concentraron frente a una vivienda ocupada, también por jóvenes migrantes, a los que señalaban como autores de varios asaltos. Efectivos de la policía autonómica se desplegaron en la calle Fluvià para evitar incidentes y trasladaron a los tres increpados a Figueres.También en Dosrius, donde, a finales de junio, un grupo de ciudadanos se congregaron ante una vivienda ocupada para instar a sus allanadores a marcharse, aunque no lo consiguieron.

Destacadas en Vida