El plan de listas de espera de Comín hunde la Mutua de Terrassa

La hoja de ruta consume camas del hospital y provoca una congestión "peligrosa" de las urgencias

Fachada de la Mutua de Terrassa, hospital cuyas urgencias se han colapsado por las prisas de la Consejería de Salud / CG
16.12.2017 00:00 h.
3 min

El plan de listas de espera de la consejería de Salud ha hundido uno de los grandes hospitales catalanes: la Mutua de Terrassa. Las prisas del departamento por recortar las demoras para operarse en Cataluña han acelerado el colapso de las urgencias del hospital, ya que los médicos se han quedado sin camas.

Según reza una carta interna enviada por los médicos de la unidad a gerencia a la que ha podido acceder este medio, la Mutua ha visto "empeorar el drenaje a planta" de los pacientes, una situación no atribuible a "epidemia ni a motivos estructurales".

Ello ha generado, según los facultativos, la "normalización de enfermos en los pasillos" y el consiguiente "riesgo de seguridad clínica", con repercusiones sobre "la atención del médico y enfermería, así como el derecho a una mínima privacidad y atención digna del paciente".

"Volumen muy elevado"

El departamento de comunicación de la Mutua, hospital de referencia para más de 300.000 personas de las poblaciones de Terrassa, Sant Cugat y Rubí (Barcelona) y uno de los ocho de alta complejidad de Cataluña, ha admitido un "elevado volumen" de pacientes en urgencias.

"Se están destinando todos los recursos materiales y humanos disponibles y se está trabajando para agilizar al máximo los circuitos asistenciales, así como el sistema de drenaje", ha indicado una portavoz.

"Lamentablemente, se trata de una circunstancia generalizada en los centros hospitalarios, a menudo asociada a esta época del año. Otros centros de la Región Sanitaria Vallés Occidental también la sufren", ha agregado.

La misma fuente ha remachado que la ciudad sanitaria tiene la "voluntad de seguir trabajando para proporcionar una calidad asistencial óptima a todos los pacientes y minimizar los efectos derivados de este elevado volumen de enfermos".

"Las prisas electorales dieron la puntilla"

Médicos de la institución sanitaria de alta complejidad consultados por este medio han matizado la versión oficial. "Ha habido días con 130 admisiones, 50 pacientes ingresados y 20 de ellos en pasillos estrechos", han indicado.

Los motivos de ello serían "una seria disminución de recursos que ha habido estos años a nivel de ocupación de camas en planta y el drenaje a centros sociosanitarios".

A ello se le suman los efectos inesperados del plan de la consejería para recortar las listas de espera en Cataluña. "La Mutua iba por debajo del nivel de contratación de intervenciones del CatSalut. Las han acelerado antes de las elecciones del 21 de diciembre, quitando camas de hospitalización para cirugía que hoy serían necesarias para drenar", han remachado.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información