Menú Buscar
Visitantes de una de las pistas de esquí de los Pirineos tras el temporal Gloria / LA MOLINA

La otra cara del temporal Gloria: pistas de esquí a rebosar

El fin de semana del 25 y 26 de enero fue el de mayor ocupación del mes en las estaciones de los Pirineos gestionadas por la Generalitat

4 min

El paso del temporal Gloria por Cataluña ha dejado imágenes y sucesos desoladores, pero también alguna que otra alegría. Una de ellas se encuentra en los datos de ocupación de las pistas de esquí de gestión pública en los Pirineos, donde las visitas aumentaron de forma muy acusada durante el fin de semana posterior a la borrasca.

Los datos de visitas de Ferrocarrils de la Generalitat, gestora de seis de las 10 estaciones de esquí alpino de Cataluña, constatan que el sábado 25 y el domingo 26 de enero fueron los días de fin de semana “con más afluencia de gente del mes”. Algunas de ellas estuvieron cerca de doblar los visitantes recibidos el fin de semana anterior.

La Molina supera los 12.000 visitantes

La estación de esquí de La Molina albergó a 12.222 personas el fin de semana después del temporal Gloria. Sus pistas tuvieron un 78,5% más de aforo que el sábado y domingo anteriores (el 18 y 19 de enero).

La semana no fue sencilla en este resort de montaña ya que fue una de las más afectadas por el fenómeno meteorológico. Debido a las fuertes nevadas y vientos tuvieron que cerrar todas las pistas durante dos días y estuvieron parcialmente abiertas otros dos. Además, el sábado sufrió un corte de luz cuando contaba con el 85% de sus instalaciones en funcionamiento y más de 5.000 personas en ellas. Pero ello no impidió que, al día siguiente, superaran los 6.800 visitantes.

Aforo en Boí Taüll

La Molina fue la estación de montaña de la Generalitat más visitada y, sin embargo, no fue la que más aumentó en el número de esquiadores entre el fin de semana previo y posterior a Gloria. Boí Taüll, que encara su segundo año de gestión pública, vivió una crecida de visitantes del 92,6% entre el tercer y cuarto final de semana de enero (de 2.700 a 5.200 personas).

En las instalaciones de Espot, Rialp (Port Ainé) y Queralbs (Vall de Núria), la ocupación durante el fin de semana tras el temporal se situó entre los 2.500 y 4.400 visitantes, con aumentos respecto al sábado y domingo anteriores de entre el 29 y el 35%.

Visitantes de las estaciones de esquí de los pirineos
  Espot Port Ainé La Molina Vallter 2000 Vall de Núria Boí Taüll
18-19 de enero 1.922 3.000 6.846 9.715 3.374 2.700
25-26 de enero 2.510 4.051 12.222 Sin datos 4.364 5.200
% diferencia 30,6% 35% 78,5% Sin datos 29,3% 92,6%

Vallter 2000, la más afectada

No todos los enclaves de esquí de los Pirineos fueron agraciados con visitas después del temporal. La estación Vallter 2000, situada en la comarca del Ripollès, estuvo cerrada durante toda la semana. La "acumulación de nieve" precipitada durante los días laborables y el "alto riesgo de alud" en la zona obligó a restringir el acceso total hasta el lunes 27 de enero, cuando pudieron abrir 10 de las 13 pistas. 

La instalación de Boí Taüll fue la menos afectada de todas ya que solo estuvo totalmente clausurada el jueves, mientras que el viernes estuvo abierta parcialmente.