Menú Buscar
Una imagen de la confluencia entre las calles Sant Pau y Rambla del Raval, donde se ha producido la pelea entre los menores / Google Maps

Una pelea entre menores en el Raval acaba con un herido por un botellazo

La Guardia Urbana de Barcelona ha detenido este miércoles al presunto agresor, que se encuentra a la espera de pasar a disposición de la Fiscalía de Menores

24.10.2018 12:50 h.
4 min

La Guardia Urbana de Barcelona ha detenido este miércoles a un menor de edad acusado de herir a esta madrugada con una botella a otro menor durante una pelea en la que se han utilizado objetos punzantes en el barrio del Raval de la capital catalana.

Según han informado fuentes policiales, la pelea se ha originado en la confluencia entre las calles Sant Pau y Rambla del Raval por causas que todavía se investigan. Cualquiera que fuera el motivo, se trata del cuarto incidente con arma blanca en las calles de Barcelona en tres días.

Detención del agresor

Durante la reyerta, uno de los menores ha sido herido en la cara tras recibir un botellazo por parte del otro joven, que ha sido detenido por la Guardia Urbana. Vehículos del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) han acudido al lugar de los hechos para trasladar al chico al Centro de Urgencias de Atención Primaria Perecamps de Barcelona, donde se ha comprobado que su estado no reviste gravedad.

Agentes de la Guardia Urbana en el barrio del Raval de Barcelona / CG

Agentes de la Guardia Urbana en el barrio del Raval de Barcelona / CG

Por su parte, el supuesto agresor se encuentra a la espera de pasar a disposición de la Fiscalía de Menores. Precisamente y a la espera de conocer la identidad del agresor, se conoce que la Generalitat de Cataluña está lidiando, sin éxito aparente, con la presencia de un colectivo de menores no acompañados (MENA) en Barcelona a los que servicios sociales han dado una atención, según la oposición, insuficiente.

Inseguridad en Barcelona

A este problema se le une la inseguridad que vienen denunciando vecinos y oposición municipal en la Ciudad Condal. Ejemplo de ello es el intento de secuestro que se ha producido hoy en Barcelona, y que la Guardia Urbana ha podido desbaratar. Los efectivos del cuerpo municipal de seguridad han detenido a cinco personas, a los que les Mossos d'Esquadra les imputan ahora presuntos delitos de intento de secuestro. Asimismo, la policía catalana ha interceptado y llevado al depósito el vehículo en el que los presuntos secuestradores, que habrían actuado movidos por un asunto de drogas, han utilizado.

Ello no ha sido un hecho aislado. La Urbana lleva meses denunciando la degradación del espacio público de la capital catalana. El equipo de gobierno de Barcelona en Comú (BComú) anunció el lunes el refuerzo de la presencia policial en el distrito de Ciutat Vella, el más afectado por la criminalidad. Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, prometió más presencia de los Mossos d'Esquadra, aunque el número neto de efectivos en las calles no crecerá. Esto es precisamente lo que denuncia la oposición: las jubilaciones de la Guardia Urbana harán perder efectivos totales en la vía pública. Asimismo, critican el poco apoyo del Ejecutivo local a la Guardia Urbana durante toda la legislatura.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información