El PDeCAT imita a ERC y pide una calle llamada 1-O en el barrio de Sants

Irma Rognoni, la sustituta de Joaquim Forn en el Ayuntamiento de Barcelona, lleva la iniciativa al pleno del distrito

Irma Rognoni, concejal del grupo municipal del PDeCAT, junto al exalcalde Xavier Trias / EP
05.12.2017 00:00 h.
3 min

ERC anunció que lo pediría en la comisión conjunta de este martes y el PDeCAT se ha unido a su causa: que una calle de Barcelona, de las más significativas, lleve el nombre de 1 de octubre en honor a los ciudadanos que participaron en la organización del referéndum ilegal celebrado en esa fecha.

El grupo de Alfred Bosch (ERC) en el consistorio barcelonés, a través del concejal Juanjo Puigcorbé, lo solicita en estos términos: “Como homenaje a los ciudadanos y ciudadanas de Barcelona y del conjunto de Cataluña que el pasado 1 de octubre defendieron, de forma cívica y pacífica, escuelas y equipamientos para preservar su derecho a decidir democráticamente el futuro de nuestro país, ante la violencia represora ejercida por el Estado español”.

Pleno de Sants

El grupo municipal del PDeCAT se apoya en la misma iniciativa para presentar una igual en el pleno del distrito Sants-Montjuïc: “Que se ponga el nombre a una calle o plaza de nuestros barrios en memoria del referéndum del 1 de octubre”, ha pedido Irma Rognoni, la que fue sustituta de Joaquim Forn en el ayuntamiento de la capital catalana cuando éste se puso al frente de las filas policiales catalanas.

Los principales grupos de la oposición se han llevado las manos a la cabeza ante la iniciativa de los partidos independentistas. Consideran que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, debería retirarles ipso facto su apoyo y colaboración y dedicarse a gobernar la ciudad.

Estirar el chicle

“No se puede conmemorar un acto ilegal que se hubiera evitado si el Govern hubiera cumplido la ley y que ha sido el que más ha dividido a los barceloneses y ocasionado más perjuicios a la ciudad”, ha dicho Carina Mejías, líder del grupo municipal de Ciudadanos, a este medio.

A su entender, lo único que persigue esta propuesta --venga de ERC o del PDeCAT-- es estirar todavía más el chicle del independentismo para dividir aún más la sociedad y alimentar el victimismo de los separatistas. “Lo que deberían hacer otros grupos es apostar por iniciativas que cohesionen a la sociedad en vez de dividirla tal y como lo hizo el 1-O”, dice Mejías.

El presidente del grupo municipal popular, Alberto Fernández, califica de “esperpéntica” la propuesta de renombrar una calle barcelonesa como 1 de octubre y reitera la necesidad de que Ada Colau “deje de dar apoyo a los independentistas” y se centre en los asuntos que le atañen como alcaldesa.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información